11 de Ago de 2022

América

Cuba cierra el año con indultos

CUBA. El gobierno cubano concluirá el año 2011 con el indulto a casi 3,000 presos, en su mayoría detenidos por delitos comunes, y cuyos ...

CUBA. El gobierno cubano concluirá el año 2011 con el indulto a casi 3,000 presos, en su mayoría detenidos por delitos comunes, y cuyos nombres fueron ya difundidos por la Gaceta Oficial.

‘En cumplimiento de la política establecida y ante las numerosas solicitudes de familiares y diversas instituciones religiosas, en un gesto humanitario y soberano, el Consejo de Estado acordó indultar a un grupo de sancionados’, expresó el decreto firmado por el presidente Raúl Castro.

La medida había sido anunciada antes por el mandatario durante la última sesión anual de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), realizada la semana anterior en La Habana.

El indulto a los presos tuvo en cuenta ‘las características de los hechos cometidos, la buena conducta mantenida, muchos de los cuales han extinguido una parte importante de su sanción, así como la edad y las enfermedades que padecen’.

Durante su comparecencia ante el parlamento, Castro agregó además que la amnistía era también un gesto hacia el papa Benedicto XVI, quien anunció una visita a la isla para el primer trimestre del 2012.

El decreto, con fecha del 23 de diciembre, dispone excarcelar ‘total y definitivamente’ en un término de 48 horas a los sancionados, un grupo que el propio Castro cifró de 2,900 presos.

La amnistía incluye a hombres y mujeres, enfermos y personas con más de 60 años, así como jóvenes que elevaron su nivel cultural estudiando durante el confinamiento.

Con escasas excepciones, las autoridades no otorgaron indultos a los condenados por espionaje y terrorismo, asesinato y homicidio, tráfico de drogas, robo y corrupción de menores.

El nombre de los 2,991 beneficiados fue publicado en Gaceta Oficial y, de acuerdo al portal estatal ‘Cubadebate’, todos los indultados ‘ya están en libertad’.

EXTRANJEROS

Sólo falta por conocer la identidad de los 86 extranjeros de 25 países que serán puestos en libertad una vez que las autoridades cubanas coordinen con las embajadas y consulados de sus respectivos países los procedimientos para su extradición.

El decreto encargó al presidente del Tribunal Supremo y a los ministros del Interior y de Justicia cumplir la medida en 48 horas.

Entre los indultados no aparece el estadounidense Alan Gross, de 62 años y detenido el 3 de diciembre de 2009 en la capital cubana, acusado por entrar al país con equipos de telecomunicaciones ilegales a nombre de Development Associates International (DAI), por lo que cumple una condena de 15 años de cárcel.