Temas Especiales

21 de Oct de 2020

América

Bin Laden: lema en la campaña

EEUU. A un año de su muerte, Osama Bin Laden pasó de ser el terrorista más buscado del mundo a un insumo de discursos en la campaña elec...

EEUU. A un año de su muerte, Osama Bin Laden pasó de ser el terrorista más buscado del mundo a un insumo de discursos en la campaña electoral de Estados Unidos.

La decisión del presidente estadounidense Barack Obama de lanzar una atrevida operación de las fuerzas especiales para eliminar a Bin Laden, plagada de riesgos políticos y militares, es ahora acicate de virulentos intercambios con el republicano Mitt Romney, su probable rival en los comicios de noviembre.

El vicepresidente Joe Biden ha estado promocionando la operación en la campaña, utilizándola para impulsar las credenciales de Obama como comandante en jefe; y el expresidente Bill Clinton hizo un aviso alabando el ataque ordenado por Obama para ultimar al jefe de la red Al Qaida.

‘Si está buscando un autoadhesivo para sintetizar la forma en que el presidente Obama manejó lo que heredamos, es muy simple: Osama Bin Laden está muerto y General Motors vive’, dijo Biden la semana pasada.

El presidente, en línea con su papel de comandante en jefe, se ha mantenido más circunspecto, pero ha venido recordando la muerte de Bin Laden, el 2 de mayo de 2011, en sus discursos de recolección de fondos.

‘Osama bin Laden no volverá a caminar por este mundo’, dijo el mandatario en un evento político en Hawaii en noviembre pasado.

Obama también ha utilizado el aniversario de la muerte de Bin Laden en una entrevista grabada con NBC News desde la sala de crisis de la Casa Blanca, escenario de una famosa foto en la que el presidente y altos funcionarios observan el desarrollo de la operación.

Los republicanos, que durante años han calificado a los demócratas de blandos en la lucha contra el terrorismo y débiles en materia de seguridad nacional, protestan.

Obama ‘tomó algo que era un hecho unificador para todos los estadounidenses (...) y se las arregló para transformarlo en una ataque político divisivo, partidario’, dijo el Ed Gillespie, el principal consejero de Romney, en la cadena NBC.

No obstante, la campaña de Obama insiste que su decisión para ordenar la operación secreta del grupo de elite SEALS de la Marina en territorio paquistaní, pese al incierto resultado que podía arrojar, muestra al mandatario como un comandante en jefe con gran criterio.

También argumenta que Romney, quien se espera sea designado candidato presidencial en la Convención republicana de agosto, podría no haber tomado la misma decisión de haber estado en la misma posición.