Temas Especiales

01 de Jun de 2020

América

Colombia: indígenas toman las armas

COLOMBIA. La pequeña comunidad indígena de Toribío, víctima durante tres días por conflictos entre las FARC y el ejército colombiano, fo...

COLOMBIA. La pequeña comunidad indígena de Toribío, víctima durante tres días por conflictos entre las FARC y el ejército colombiano, forzaron a la guerrilla a llevar su conflicto fuera de la región y exigieron la retirada de las fuerzas públicas.

Toribío es una comunidad situada en la región montañosa de Cali y Popayán, la cual pasó a ser un terreno conflictivo durante varios días entre las FARC y el ejército colombiano. El enfrentamiento causó bajas en ambos bandos y al mismo tiempo acabó con la vida de varios civiles.

El continuo hostigamiento durante días obligó a decenas de habitantes a abandonar la zona urbana del poblado y ocultarse en las montañas, como primera medida.

Finalmente, hartos de la violencia, las muertes y la inseguridad, miles de indígenas se tomaron el pueblo, apoyados por miembros de la Guardia Indígena. Luego retiraron las trincheras que el ejército mantenía en las afueras de la población para resguardarse de los ataques.

Paralelamente, cerca de mil aborígenes marcharon hacia las montañas que circundan a Toribío, donde se encontraron con los guerrilleros y les exigieron que abandonaran sus tierras.

El líder de la comunidad, Marcos Yules, criticó al gobierno por su política frente a la guerrilla, la cual solo intensifica la violencia, y desea que las fuerzas públicas también se retiren. ‘No sé cómo reforzar la presencia de fuerzas de seguridad va a defender a la población. Al contrario, incrementar las fuerzas aumenta los enfrentamientos’.

Buscando apaciguar a los habitantes de la comunidad de Toribío, el presidente Juan Manuel Santos celebró un consejo de seguridad en el mismo pueblo.