Temas Especiales

27 de Jun de 2022

América

Un año después de la masacre

EEUU. El presidente de EEUU, Barack Obama, instó ayer a seguir luchando por un ‘cambio’ social que haga al país ‘más seguro’, en un mens...

EEUU. El presidente de EEUU, Barack Obama, instó ayer a seguir luchando por un ‘cambio’ social que haga al país ‘más seguro’, en un mensaje para conmemorar el primer aniversario del tiroteo en una escuela de Newtown donde murieron 20 niños y 6 adultos.

‘Aún no hemos hecho lo suficiente para hacer que nuestras comunidades y nuestro país sean más seguros. Tenemos que hacer más para evitar que las personas peligrosas puedan conseguir un arma tan fácilmente’, dijo Obama en su tradicional mensaje sabatino, dedicado a la escuela Sandy Hook de Newtown.

‘El 14 de diciembre de 2012, esa localidad tranquila y apacible fue destrozada por una violencia inenarrable’, rememoró. Según Obama, ‘el verdadero cambio no vendrá de los políticos en Washington, sino del pueblo estadounidense’. ‘No podemos evitar todo acto de violencia, pero si queremos vivir en un país donde podamos ir a trabajar, enviar a nuestros hijos a la escuela y caminar por las calles libres de miedo, tenemos que seguir intentándolo’, insistió el presidente.

Obama enfatizó, además, que los padres de los niños fallecidos en Newtown dieron un paso adelante con la esperanza de evitar a otros su angustia. Y se les unieron millones de estadounidenses que se negaron a aceptar estos actos de violencia como algo inevitable.

‘Las tragedias como la de Newtown deben terminar y para acabar con ellas tenemos que cambiar’, pidió el mandatario. ‘Tenemos que tratar a todos los niños como si fueran nuestros hijos. Al igual que los de Sandy Hook, debemos elegir el amor. Y juntos debemos hacer un cambio’, urgió.

EMOTIVA CARTA

El padre de una de las niñas fallecidas, Jimmy Greene, publicó el viernes una emotiva carta en la que recuerda a su hija, Ana Márquez.

Greene, quien es también músico de jazz, destacó en la carta publicada en su página web www.jimmygreene.com, ‘el apoyo y el amor’ que ha recibido de forma altruista por parte de mucha gente durante todo este año.

‘Nos recuerdan lo mejor de la humanidad especialmente ahora que hemos sufrido lo peor de ella’, resaltó el padre de la niña al explicar que el mejor antídoto para el trauma es el amor. Greene explicó además que se pueden hacer muchas cosas para luchar contra la inseguridad en las escuelas y que él y su mujer, que es puertorriqueña, se asociaron con Sandy Hook Promise , una organización con padres y ciudadanos de Connecticut que abogan por el control de armas.’Cuanto más lo pienso más me doy cuenta de lo que me gusta nuestra casa, nuestros vecinos locales y todos aquellos que nos han ayudado y han hecho que esta pérdida sin sentido disminuya’, señaló el padre de Ana Márquez.

Por último, para recordar a su hija fallecida, Greene publicará el álbum ‘Beautiful Life’.

AQUEL 14 DE DICIEMBRE

Adam Lanza, un joven de 20 años con problemas mentales, mató a su madre a tiros en la casa donde ambos vivían y luego acudió a la escuela Sandy Hook fuertemente armado con tres armas semiautomáticas, un fusil de asalto y dos pistolas, y abundante munición.

Lanza entró en la escuela disparando y mató a la directora y a una psicóloga antes de tirotear en dos clases a sus ocupantes, con el resultado final de 26 muertos.

A continuación se suicidó. El informe de la investigación divulgado recientemente por la fiscalía estatal concluyó que no se conocen los motivos por los que Lanza cometió la matanza, aunque se confirmó que actuó solo y que tenía una gran fascinación por los videojuegos violentos.