Temas Especiales

16 de May de 2022

América

CIDH pide suspender ejecuciones en EE.UU. tras agonía de condenado

El organismo ha encontrado numerosos defectos en los protocolos de inyección en Estados Unidos

CIDH pide suspender ejecuciones en EE.UU. tras agonía de condenado
CIDH.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió a Estados Unidos suspender las ejecuciones y abrir una investigación después de que un condenado a muerte padeciera dos horas de agonía tras recibir una inyección letal.

La CIDH expresó su "profunda preocupación" por la ejecución particularmente larga y recordó a Estados Unidos su "obligación internacional de no imponer penas crueles o inusitadas a persona bajo su jurisdicción".

Joseph Wood, de 55 años y condenado por el doble asesinato de su exnovia y el padre de esta en 1989, fue declarado muerto a las 15H49 locales (22H49 GMT), unas dos horas después del inicio del procedimiento de inyección, en lugar de los 10 minutos usuales, en una prisión de Arizona (sur).

La Comisión llamó en un comunicado a las autoridades federales y estatales a "conducir una investigación independiente e imparcial sobre la muerte del señor Wood y a suspender las ejecuciones hasta que el protocolo de ejecución del estado haya sido íntegramente revisado".

Las ejecuciones de condenados a muerte son el centro de una polémica en Estados Unidos sobre la eficacia y el origen de los productos utilizados en las ejecuciones, así como sobre la calificación del personal a cargo de inyectarlos.

Según el comunicado, la CIDH ha encontrado "numerosos defectos en los protocolos de inyección" en Estados Unidos y recibe denuncias sobre la "ausencia de una significativa supervisión" del gobierno federal.

A finales de abril, en Oklahoma (sur), un preso había muerto con aparente dolor 43 minutos después de la inyección de un cóctel de tres productos. Las ejecuciones entonces fueron suspendidas en todo el país y se habían reanudado gradualmente, excepto en Oklahoma, a pesar de las protestas y múltiples procedimientos judiciales.

La Comisión, con sede en Washington, recordó que la pena de muerte sigue vigente aún en una minoría de países de la región. De ellos, Estados Unidos es el único que lleva a cabo ejecuciones.

La comisión también celebró que 18 estados estadounidenses y la capital, Washington, hayan abolido la pena de muerte y otros siete decretaran una moratoria de las ejecuciones.