09 de Dic de 2022

América

Conflictivo divorcio entre ‘El Mundo’ y su fundador Pedro J. Ramírez

El diario le exige una indemnización de 400,000 euros ($497,000) por saltarse el acuerdo que firmaron a su salida el pasado mes de enero

Conflictivo divorcio entre ‘El Mundo’ y su fundador Pedro J. Ramírez
‘El Mundo’ exige una indemnización de $497,000 a su fundador y exdirector Pedro J. Ramírez.

Sin vuelta atrás, Pedro J. Ramírez y el periódico que fundó y dirigió durante 25 años rompieron sus relaciones ayer.

La gota que colmó el vaso se remonta a la semana pasada, cuando el actual director del El Mundo , Casimiro García Abadillo, pidió a su antecesor que no enviase su editorial del ‘Arponero Ingenuo’ que se publicaba todos los domingos. En sus trece, Pedro J. envió el artículo, pero no fue publicado, razón que llevó al fundador del diario a hacer público su editorial en las redes sociales bajo el título ‘Rajoy es un crustáceo exánime’.

‘La broma le salió cara’, pues el presidente de Unidad Editorial (empresa editora), Antonio Fernández Galiano, le comunicó por escrito a Pedro J. que debía abandonar su despacho y que se despidiese de su escolta y chófer.

Además, el diario le exige una indemnización de 400,000 euros ($497,000) por saltarse el acuerdo que firmaron a su salida el pasado mes de enero.

Según medios nacionales, para Unidad Editorial Pedro J. violó el pacto en cuatro ocasiones. La primera, por una entrevista que el periodista concedió al New York Times en la que afirmaba que fue destituido por ‘presiones políticas’, y posteriormente insistió en Twitter que su salida se debió a ‘presiones brutales’.

Por otro lado, publicaba en su mismo periódico, sin límite alguno, una carta criticando al actual director García Abadillo, y por último replicó y criticó en Facebook el editorial de El Mundo del pasado lunes, que defendía a Abadillo y a la línea editorial de El Mundo.

Todos estos dimes y diretes ponen fin a una relación de 25 años y de hecho, en los próximos quince meses, Pedro J. no podrá ser contratado por ningún medio de comunicación ni tampoco fundar otro.

Por su parte, el polémico fundador y exdirector de El Mundo manifestó que ‘está dispuesto a defender sus intereses y el pacto que ha firmado hasta las últimas consecuencias judiciales’.