30 de Nov de 2022

América

Panamá y Costa Rica reforzarán el comercio y combatirán el crimen organizado

Luis Guillermo Solís, y su homólogo panameño, Juan Carlos Varela, suscribieron una ‘Declaración Conjunta’ para fortalecer las relaciones

Panamá y Costa Rica reforzarán el comercio y combatirán el crimen organizado
Luis Guillermo Solís y Juan Carlos Varela firmaron una declaración conjunta.

Durante su visita exprés el pasado miércoles, el presidente ‘‘tico”, Luis Guillermo Solís, y su homólogo panameño, Juan Carlos Varela, suscribieron una ‘Declaración Conjunta’ para fortalecer las relaciones comerciales y reforzar la lucha contra el crimen organizado, entre otros aspectos.

‘Optimizar a corto plazo y facilitar el comercio binacional y regional; perseguir el contrabando en la zona común del fronterizo Paso Canoas; fortalecer la coordinación e intercambio de información de inteligencia en contra el crimen organizado, e impulsar obras de infraestructura para integrar físicamente la región’, son algunos de los compromisos estampados en la Declaración Conjunta.

De hecho, el mandatario ‘tico’ indicó a La Estrella de Panamá que habrá una reunión de todos los cuerpos de seguridad binacionales en Bocas del Toro, aunque no especificó una fecha.

En lo comercial, los presidentes instruyeron a sus ministros de esta cartera, Alexander Mora (Costa Rica) y Melitón Arrocha (Panamá) para coordinar un equipo técnico binacional y definir un ‘plan maestro’ para la modernización e integración de la gestión fronteriza. Solís destacó los avances en el inicio de la construcción del Puente Binacional Permanente sobre el río Sixaola, que potenciará la conectividad entre ambos países.

Los mandatarios destacaron que tanto ellos como los titulares de Comercio trataron el asunto de la situación comercial en Paso Canoas, en el que empresarios panameños de esa zona han denunciado supuestas violaciones a los acuerdos bilaterales comerciales por parte de autoridades del vecino país.

‘Los empresarios panameños sostienen que las autoridades costarricenses decomisan a sus nacionales los productos que compran en Panamá al pasar a Costa Rica, lo que se ha traducido en una caída de más del 40 % en la actividad comercial en la zona, afectando a unas 4,000 familias panameñas y a otras 3,000 costarricenses’, destacan los despachos internacionales.

El interés expresado en la reunión con Solís, según afirmó Varela, es que ‘esta vida comercial en Paso Canoas pueda seguir en una forma productiva para ambos países, pero sin permitir el contrabando’.