30 de Nov de 2022

América

Argentina, el eterno rebelde suramericano

Desde el Che Guevara hasta el Papa Francisco

Argentina, el eterno rebelde suramericano
La presidenta argentina, Cristina Fernández, con su esposo, el fenecido expresidente Néstor Kirchner

Con sus 40 millones de habitantes y sus grandes extensiones de tierra fértil, Argentina es una de las potencias del continente: el más extenso país hispanoparlante del planeta, el cuarto más grande del continente y la tercera economía de América Latina. Es además, una fuerza en el fútbol, en pasión y autoestima y cuna de personajes icónicos: Evita, el Che, Maradona y Messi, Fangio, Monzón, Borges, Bergoglio, Mafalda. A principios del siglo XX, sobre Argentina se cernían grandes promesas. Era una de las diez economías más pujantes del mundo y gran exportador de cereales, ‘el granero del mundo’, y carne vacuna. Su declive comenzó en la década del 40, con las erráticas políticas de su sucesión de gobiernos constitucionales y de facto. El primer gobierno de Perón, el conflicto de Las Malvinas, los 30 mil desaparecidos del ‘Proceso de Reorganización Nacional’, la crisis económica de 2001 y su corralito, el aumento de la pobreza y la venida a menos de sus clases medias dejaron profundas huellas. En las cumbres, la diplomacia argentina ha sido el gran problema de los proyectos hegemónicos estadounidenses. En 2005, en la Cumbre de las Américas de Mar del Plata, Argentina se paró contra el ALCA de Bush, en lo que resultó su estocada final.