Panamá,25º

17 de Nov de 2019

América

Intentan enterrar vivo a maestro acusado de abusar de una menor

Los linchamientos de supuestos delincuentes en Bolivia ocurren con frecuencia y, según han advertido expertos juristas

La Policía de Boliva  rescató y posteriormente detuvo a un maestro al que pobladores del municipio de Caranavi, en el departamento de La Paz (oeste), trataron de enterrar vivo por la presunta violación de una niña de diez años, informaron hoy medios locales.


El responsable de la Defensoría de la Niñez en Caranavi, Francisco Rodríguez, declaró a radio Erbol que al menos dos menores manifestaron haber sufrido abusos por parte de este profesor y que exámenes forenses determinaron que en uno de los casos se produjo abuso sexual.

Los habitantes del sector Taypi Playa de Caranavi, donde sucedieron los hechos, intentaron el miércoles enterrar vivo al maestro, que fue rescatado por la Policía y quedó detenido y a disposición de la Fiscalía, a la que ya se ha trasladado el caso.

Los linchamientos de supuestos delincuentes en Bolivia ocurren con frecuencia y, según han advertido expertos juristas, muestran que en el país rige una pena de muerte de facto aplicada por muchedumbres.

Las turbas argumentan que aplican la llamada justicia comunitaria indígena, reconocida en la Constitución boliviana (2009) pero que no establece ni ampara la pena de muerte ni los castigos físicos.

Las autoridades bolivianas y organismos internacionales, entre ellos la ONU, han mostrado su preocupación por estos actos que en muchos casos la Policía no logra evitar, ya que a menudo suceden en zonas rurales en las que apenas hay agentes que puedan enfrentarse a las muchedumbres furiosas.

Según organizaciones de defensa de los derechos humanos, en Bolivia se producen entre diez y veinte casos de linchamientos consumados cada año y una cifra mayor de intentos.