Temas Especiales

03 de Apr de 2020

América

Detener el tráfico de drogas o proteger la salud

Daniel Mejía, director del Centro de Estudios sobre la Seguridad y la Droga, estima que una suspensión del glifosato iría por buen camino

Detener el tráfico de drogas o proteger la salud
El glifosato es producido por la empresa Monsato (EE.UU.), que asegura que el químico es seguro.

Un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que el glifosato, un herbicida utilizado por el gobierno colombiano para fumigar plantaciones ilícitas de coca, es ‘cancerígeno probable'. Colombia debe decidir ahora si prevalece la lucha contra el narcotráfico o si debe dar prioridad a la salud de quienes se vean afectados por la fumigación.

El estudio fue realizado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), la cual pertenece a la OMS. De acuerdo a IARC el glifosato y otros cuatro productos fueron catalogados como ‘posibles' o ‘probables' cancerígenos, según revela la agencia Efe .

Basándose en ese estudio, el ministro de salud, Alejandro Gaviria, recomendó ‘suspender de manera inmediata' las aspersiones como una medida preventiva. Así mismo, la Defensoría del Pueblo de Colombia apoyo la suspención del glifosato.

Las fumigaciones que ha realizado el gobierno se concentran sobre todo en el sur del país, feudo de la guerrilla de las FARC. No obstante, el gobierno y las FARC, que negocian un acuerdo de paz desde hace más de dos años en La Habana (Cuba), acordaron la necesidad de apoyar la sustitución de cultivos, recurriendo a la erradicación manual. Pero mientras la paz no se haga efectiva, la erradicación manual no es una opción viable para el gobierno.

Daniel Mejía, director del Centro de Estudios sobre la Seguridad y la Droga (Cesed), estima que una suspensión del glifosato iría por "buen camino".

‘Hemos realizado un estudio que muestra que esas fumigaciones causan problemas dermatológicos y respiratorios o que pueden provocar abortos', explicó Mejía a la agencia AFP .

El uso del glifosato también tiene sus defensores, como el ministro de defensa Juan Carlos Pinzón. Pinzón ha sido critico de la decisión del ministro de salud y aboga por continuar con su uso.