Temas Especiales

17 de Jan de 2021

América

Monitor Internacional Las Farc envejecen

E s la guerrilla más antigua del continente

E s la guerrilla más antigua del continente. Una inmensa región que tras varias décadas de lucha, intestinas guerras civiles, invasiones extranjeras y sangrientos golpes de Estado, hoy posee sostenido crecimiento económico, ejemplares democracias, ha disminuido en términos absolutos la pobreza extrema y goza de estabilidad jurídica, alternancia política y paz. Pero Colombia es la excepción a la paz. Aunque varios mandatarios colombianos intentaron hallarla, ha sido el presidente Juan Manuel Santos el que ha estado más cerca de lograrlo.

Santos está consciente que Colombia ya está harta de tantas fallidas negociaciones. Los actuales Diálogos de Paz que se realizan en la capital cubana podrían ser la última oportunidad de las FARC para creer que realmente la desean pues nadie duda que Santos está dispuesto a alcanzarla. En general Latinoamérica está alineada con la postura mediadora y conciliadora del presidente Santos, no importa que no comulguen con sus ideas, se trata de alejar la opción retórica de la represión militarista del senador Uribe y sus aliados políticos. Sin duda, dispuestos a pelear una guerra que saben que nadie podrá ganar. Ahí están los 53 años de enfrentamiento de las FARC con diversos gobiernos colombianos –algunos francamente corruptos y represivos contra la población campesina de las regiones bajo el control de la guerrilla-, pero el saldo de tantas décadas de guerra ha segregado al país vecino, la nación del mundo con mayor número de desplazados y las miles de víctimas que ha dejado la guerra.

Pero el tiempo ha transcurrido implacablemente y muchas cosas han cambiado en Colombia y el mundo. América Latina ya no es la misma. Incluso Cuba está decidida a asumir los riesgos de los cambios radicales que ha emprendido. Las FARC se abren con dificultad a los tiempos actuales, pues no se percataron que envejecían. En las actuales negociaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos dan muestras de posturas tercas, seniles casi y pasadas de moda. Hoy la sociedad colombiana les grita que la ‘imperfecta democracia' es lo que tenemos y es el único camino hacia la paz. O avanzan y firman los acuerdos hasta ahora logrados con el gobierno de Santos, o se convertirán en simple actores de su propia farsa política.