Temas Especiales

05 de Apr de 2020

América

FARC denuncia "falta de voluntad" para acabar con paramilistarismo

La delegación del gobierno no formuló declaraciones a la prensa a su arribo al Palacio de las Convenciones de La Habana

FARC denuncia
Denuncia prevalencia de paramilitarismo en Colombia.

La guerrilla comunista de las FARC denunció este domingo la "falta de voluntad" para acabar con el paramilitarismo en Colombia, y advirtió que sin su supresión "no podrá haber paz efectiva y duradera" en ese país.

"La falta de voluntad en acabar efectivamente con el paramilitarismo solo puede leerse por la sociedad colombiana como falta de voluntad para construir la paz", dijo el miembro de la delegación de paz de la guerrilla, Joaquín Gómez, al iniciar una nueva ronda de conversaciones con el gobierno colombiano en La Habana.

El gobierno y la guerrilla decidieron el sábado prolongar hasta el próximo jueves el presente ciclo de diálogos de paz, que debía culminar este domingo, para "recuperar el tiempo (perdido)" a causa de un recrudecimiento de las hostilidades en el país, que ha dejado unos 45 guerrilleros y una quincena de soldados muertos en los últimos días, informó una fuente del equipo oficial.

Gómez añadió que "el paramilitarismo (...) se extiende nuevamente por todo el país y actúa impunemente", con "más de 80 estructuras", y que "sin su desaparición no podrá haber para paz efectiva y duradera".

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) insistieron este sábado en "la puesta en marcha de un mecanismo" para estudiar y eliminar el paramilitarismo, que propusieron por primera vez al gobierno en septiembre de 2014, cuando también le exigieron desclasificar "todos los archivos" sobre ese flagelo.

La Comisión Investigadora del fenómeno paramilitar "debe aclarar la historia y la actual situación de dichas estructuras (...), así como sus formas de operación, conducción, vínculos con entidades o agentes del Estado y fuentes de financiamiento", dijo Gómez.

Las milicias paramilitares surgidas en los años 1980 para combatir a las guerrillas de izquierda, fueron oficialmente desmovilizadas en 2006.

Las autoridades reconocen que una parte de los paramilitares desmovilizados ha retomado sus actividades criminales ligadas sobre todo al narcotráfico.

La delegación del gobierno no formuló declaraciones a la prensa a su arribo al Palacio de las Convenciones de La Habana, sede de las negociaciones de paz desde noviembre de 2012.

Las partes discuten actualmente y desde hace más de un año sobre el sensible tema de reparación a las víctimas, pero no han logrado avanzar por desacuerdos sobre justicia.

Hasta ahora han consensuado tres de los seis puntos de la agenda de paz, y anunciaron el viernes el inicio de un proyecto piloto de desminado en una zona rural del departamento norteño de Antioquia, en la primera iniciativa conjunta anunciada luego que recrudecieran las hostilidades en Colombia.

El conflicto armado colombiano, que ha involucrado a guerrillas, paramilitares y agentes del Estado, ha dejado oficialmente en cinco décadas más de 220.000 muertos y unos seis millones de desplazados.