Temas Especiales

04 de Jul de 2022

América

Fuerte pulso en Estados Unidos por el tema Cuba

Ganaderos y agricultores cifran en 400 millones de dólares anuales lo que están perdiendo desde 2008

Políticos, líderes empresariales y organizaciones financieras y de productores en Estados Unidos prueban músculo en un duro pulso para tender o destruir puentes con Cuba, cuando se avanza en el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

La US Agriculture Coalition for Cuba (USACC), que agrupa a casi un centenar de empresas agrícolas y organizaciones estatales y nacionales de la Agricultura en Estados Unidos, se opuso ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado a cualquier intento de restringir el comercio y los viajes a la isla.

Sobran las razones, pues la USACC cataloga a Cuba como un mercado natural para sus producciones muy perjudicadas por las trabas del bloqueo económico y las oportunidades de negocios que están perdiendo y son aprovechadas por otros países.

Ganaderos y agricultores cifran en 400 millones de dólares anuales lo que están perdiendo desde 2008, cuando sus exportaciones empezaron a caer drásticamente por las nuevas medidas de castigo a Cuba.

Un lobby muy importante, Engage Cuba, con sede en Washington DC, apoya a USACC en su demanda de eliminación del bloqueo y denuncia la mala compostura de la ultraderecha republicana cuando el Congreso tiene la responsabilidad de representar a la opinión pública que, en el caso de la política hacia la Isla, está claro que 72 % de los votantes registrados consideran que expandir los viajes, el comercio y las relaciones diplomáticas producirá mejores resultados que el aislamiento.

En esa línea se han presentado en el Congreso varios proyectos de ley sobre Cuba, dos de ellos muy importantes, pues proponen eliminar todas las prohibiciones de viajes, y levantar algunas de las restricciones del bloqueo referidas al comercio.

El apoyo de los agricultores a la normalización de vínculos tiene mucha relación con el hecho real de que Cuba importa en estos momentos 80% de sus alimentos y todas las operaciones que realiza son multimillonarias. La USACC estima que los beneficios económicos de la apertura del comercio se pueden multiplicar hasta alcanzar los seis mil millones de dólares y crearían miles de puestos de trabajo en Estados Unidos.

Además, las principales empresas de la construcción del país han realizado declaraciones de apoyo al fin del bloqueo, como el caso emblemático de la Caterpillar, tomando en cuenta también los mismos criterios y perspectivas de los agricultores.

Aún así, el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley que financiaría la continuación de agresiones a Cuba ejecutadas por la Fundación Nacional para la Democracia y la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), a los que se destinarían 30 millones de fondos para sostener a los grupos opositores en Cuba.

La intención es aprobar la propuesta bajo lo establecido por la Ley de Apropiaciones de Operaciones Extranjeras del año fiscal 2016, con lo cual se superaría el monto actual para esos mismos fines de 20 millones.

Esos fondos se utilizarán para los programas y actividades amparadas en la ley Cuban Liberty and Solidarity de 1996 y la sección 1705 de la ley Cuban Democracy Act (CDA) de 1992, lo cual significaría un recrudecimiento del bloqueo, todo lo contrario a lo que buscan el presidente Obama y los productores.

El proyecto de ley también incluye 28,13 millones de dólares para la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB) y 17,5 millones dólares para programas de subversión informática mediante internet y aumento de las asignaciones a la Oficina de Transmisiones hacia Cuba (OCB) que administra Radio y TV Martí.

Obama tiene mucho viento en contra en el legislativo, que le negó, por 126 a 302 votos, el programa Trade Adjustment Assistance (Asistencia para Ajustes Comerciales, TAA), con 144 sufragios negativos de los demócratas que intentan minar su agenda comercial.

Es muy probable que el mandatario vete el proyecto de la ultraderecha republicana contra Cuba, pero de todas formas quedan en evidencia las fuertes pugnas dentro del stablishment que se han abierto o reactivado después del 17-D.

ANALISTA

==========

  • La USACC cataloga a Cuba como un mercado natural para sus producciones muy perjudicadas por las trabas del bloqueo económico y las oportunidades de negocios que están perdiendo.