Temas Especiales

24 de Oct de 2020

América

Generales, señalados por ejecuciones extrajudiciales

Un reciente informe de la ONG Human Right Watch apunta a miembros del alto mando del ejército colombiano como responsables del asesinato

Varios altos mandos militares en Colombia, aún activos, están implicados en ejecuciones extrajudiciales ‘generalizadas y sistemáticas' de civiles entre 2002 y 2008, en el marco del conflicto armado en el país desde los años 1960, según un informe de la ONG de derechos humanos Human Rights Watch (HRW).

En el informe de 105 páginas, titulado ‘‘El rol de los altos mandos en falsos positivos”, la organización con sede en Nueva York incluye evidencias de que ‘numerosos generales y coroneles' sabían sobre estos casos de civiles que las fuerzas armadas hacían aparecer como guerrilleros muertos en combate, con lo cual aumentaban las cifras de insurgentes abatidos y recibían premios y ascensos, de acuerdo a información de la agencia AFP .

Dos eminentes generales aparecen entre los señalados por HRW: Juan Pablo Rodríguez Barragán, actual jefe de las Fuerzas Militares, y Jaime Lasprilla, comandante del Ejército.

Tanto Rodríguez como Lasprilla dirigieron brigadas en las que se registraron al menos 76 presuntas ejecuciones extrajudiciales, según el informe de la ONG, basado en datos de la Fiscalía colombiana.

Barragán estaría siendo investigado por 28 ejecuciones mientras que Lasprilla por 48, según información de la revista colombiana Semana .

‘Hay cada vez más evidencias de que altos oficiales del Ejército serían responsables de estos hechos atroces', indicó José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la división de las Américas de HRW, en rueda de prensa en Bogotá.

Según HWR, la Fiscalía de Colombia investiga al menos tres mil de estos casos, informa AFP . Sin embargo, aunque cientos de soldados de bajo rango han sido condenados, pocos coroneles y ningún general lo fueron.

HRW también pidió que las autoridades estadounidenses den explicaciones a las más altas entidades de su país por colaborar militarmente con Colombia mientras se produjeron las ejecuciones extrajudiciales.

De acuerdo con HRW, ambos países mantienen ‘una relación de socios muy estrechos' a través de la cual Estados Unidos daba ayuda a Colombia en materia de seguridad, pero con una serie de condiciones de respeto a los derechos humanos que no se han cumplido.

De acuerdo con Semana , la suma de dinero que EE.UU. brinda al ejército de Colombia es de $7 millones anuales.

No obstante el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió a HRW que no señale a altos mandos militares de estar implicados en ejecuciones extrajudiciales, conocidas como ‘falsos positivos', si no cuentan con ‘ninguna documentación'.

‘Que no vengan a señalarlos y a causarles un daño enorme sin ninguna justificación, sin ninguna documentación, esa no es la forma de vigilar por el respeto de los derechos humanos', destacó Santos en la primera revisión de la tropa del nuevo ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, en Bogotá, en declaraciones recogidas Efe .

En opinión del mandatario colombiano, ese informe hace que los oficiales estén preocupados ‘con razón', por lo que tanto el general Barragán como el general Lasprilla acudieron a la Fiscalía y a la Procuraduría para demostrar que no hay investigaciones en su contra.

No obstante Vicanco señaló que ‘los fiscales enfrentan obstáculos sustanciales que impiden que haya avances en sus casos, y que incluyen desde represalias contra testigos clave hasta falta de cooperación por parte de autoridades militares'.