24 de Feb de 2020

América

Descubren finca donde el crimen organizado disolvía cuerpos humanos

De acuerdo con la fiscalía, en la casa también había prendas de vestir, bidones de gasolina, palas, guantes y restos de sangre.

Descubren finca donde el crimen organizado disolvía cuerpos humanos
El fiscal de Jalisco, Eduardo Almaguer, dijo a los medios de comunicación que aún no tienen certeza del número de personas a las que podrían corresponder los restos, por lo que continúan los peritajes en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses..

Las autoridades mexicanas aseguraron una finca ubicada en el estado mexicano de Jalisco, donde se cree que miembros del crimen organizado disolvían cuerpos humanos en ácido, informaron hoy fuentes de la fiscalía estatal.


En el rancho, localizado en el municipio de Zapopan, que forma parte de la zona metropolitana de Guadalajara (Jalisco), fueron hallados restos óseos y dentales, cinco tinacos con restos de ácido clorhídrico, así como armas y cargadores.

El fiscal de Jalisco, Eduardo Almaguer, dijo a los medios de comunicación que aún no tienen certeza del número de personas a las que podrían corresponder los restos, por lo que continúan los peritajes en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

De acuerdo con la fiscalía, en la casa también había prendas de vestir, bidones de gasolina, palas, guantes y restos de sangre.

Almaguer explicó que los agentes de la fiscalía llegaron al lugar como parte de una investigación para localizar a una banda dedicada al robo de autos.

Los resultados de los peritajes se darán a conocer en los próximos días.

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) domina en este estado del occidente de México después de que las fuerzas federales asestaran duros golpes en los últimos meses a los cárteles rivales de Los Caballeros Templarios y Los Zetas.

El CJNG surgió en 2010 como una célula del cártel del Pacífico o Sinaloa que operaba en Jalisco bajo el mando de Ignacio "Nacho" Coronel Villareal.

Con la muerte de Coronel, en 2010, la agrupación inició una cruenta disputa por el territorio con la organización La Resistencia, aliada de Los Zetas.

Jalisco es un punto importante para el trasiego de materia prima para drogas sintéticas por ubicación geográfica, pues conecta al puerto de Manzanillo (Colima) con el centro y norte del país.