22 de Feb de 2020

América

Aterriza en Guatemala vuelo de EE.UU con 4 madres y 10 menores

También tocaron suelo chapín una madre con su hijo menor, arrestada en Atlanta, Georgia, y originaria de San Marcos

Aterriza en Guatemala vuelo de EE.UU con 4 madres y 10 menores
Catorce personas, cuatro madres y 10 niños deportados de Estados Unidos hacia Guatemala, caminan por la pista del aeropuerto internacional La Aurora de Guatemala hoy.

Un vuelo proveniente de Estados Unidos con 14 guatemaltecos, cuatro mujeres y 10 menores de edad, por tener una orden judicial de deportación, aterrizó hoy en la nación centroamericana.

La aeronave, identificada con el número N458UW, toco tierra en el Comando Aéreo Central (CACEN) a las 11:05 hora local (17:05 GMT), con más de dos horas de retraso sobre la hora prevista.

Para recibirlos estuvieron presentes el embajador de Estados Unidos en Guatemala, Todd Robinson, el canciller guatemalteco, Carlos Raúl Morales, y autoridades de la Procuraduría de Derechos Humanos, de la Procuraduría General de la Nación y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

A bordo del avión viajaban cuatro núcleos familiares. Una madre con dos hijos menores de edad, capturados en McAuley, Florida, y originarios del departamento guatemalteco de Huehuetenango, otra con tres hijos y dos niñas menores de edad, arrestada en Kenton, Georgia, y también oriunda de la misma provincia guatemalteca.

También tocaron suelo chapín una madre con su hijo menor, arrestada en Atlanta, Georgia, y originaria de San Marcos, y una progenitora con dos pequeños también menores de edad que fueron arrestados en Marietta, Georgia, y cuyo origen guatemalteca se establece en Totonicapán.

efe Las catorce personas fueron deportadas por una orden de juez estadounidense después de redadas efectuadas en Georgia, Estados Unidos.

Morales explicó a los periodistas que estas deportaciones corresponden a unidades familiares, niños y adolescentes, que ingresaron irregularmente a territorio estadounidense desde el año 2014 y que tienen una orden judicial de deportación en su contra.

El canciller, diplomático de carrera, indicó que en 2014 fueron deportadas desde EE.UU. a Guatemala unas 52.000 personas y el año pasado 32.000, de las que el 80 por ciento fueron "aseguradas" a su ingreso en el país norteamericano.

Esta reducción, de casi el 40 por ciento, agregó, era evitar "el drama" de romper a las familias. "En eso tenemos que ser justos y reconocer que con esa acción ejecutiva el presidente (Barack) Obama lo que buscaba era mantener la unidad familiar y eso lo hemos mantenido", indicó, y añadió que las 14 personas deportadas hoy es en cumplimiento a órdenes legales.

Todos habían "agotado" todas las instancias legales para poder legalizar su situación en EE.UU., reconoció, aunque entendió que no abandonaran el país de forma voluntaria, porque una de esas madres gastó 14.000 dólares para poder buscar una mejor alternativa.

"Lo que se hizo durante este primer fin de semana (...) fue ubicar a estas personas" y contarles que tenían una orden de deportación, una situación que comparten otros 270 o 300 guatemaltecos.

En un principio se había informado de que serían 17 personas las que aterrizarían este miércoles en Guatemala, pero tres de ellas aún tenían procesos legales abiertos y gracias a esas apelaciones solo 14 llegaron hoy.

Para paliar esta situación y evitar más migraciones, Morales instó a implementar de manera rápida el Plan de la Alianza para la Prosperidad, para lo que el Congreso de EE.UU. aprobó una partida dotada con 750 millones de dólares para afianzar el fortalecimiento institucional en Guatemala, El Salvador y Honduras.

"Tenemos que comenzar a implementar cuanto antes el plan para la Prosperidad", enfatizó, ya que su juicio, mientras no se creen oportunidades laborales en Guatemala y no se reduzca la violencia, las migraciones continuarán.

"Necesitamos una reforma migratoria en Estados Unidos", añadió, aunque indicó que debido a que el país norteamericano vive en este 2016 un proceso electoral esa modificación se retrasará.

Por su parte, Robinson dijo que EE.UU. es "socio" de Guatemala y que su trabajo seguirá enfocado a aminorar las migraciones, pero dijo que hay que entender que esta deportación fue por una "acción legal" y añadió que "esto sí va a seguir".

"La verdad es que no es algo especial. Tenemos 30.000 migrantes ilegales que se han devuelto a Guatemala cada año. No es nada especial. No es nada fuera de lo normal. Lo que tenemos que hacer es atender a la gente aquí, en Guatemala. Tenemos que tratar con servicios básicos", enfatizó el diplomático.

Asimismo, coincidió con Morales en que sí "urge" la aplicación de la Alianza para la Prosperidad.