Temas Especiales

08 de Feb de 2023

América

Las cuatro mujeres que aspiran a la secretaría de la ONU

Este año podría elegirse la primera mujer que ocupe al alto cargo de Naciones Unidas

En 2006 solo una mujer se propuso encabezar la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la presidenta de Letonia (1999-2007), Vaira Vike-Freiberga. Ese año, hasta la fecha, el mando de la organización quedó en manos del excanciller surcoreano Ban ki-moon.

En la actualidad, cuatro mujeres se proponen asumir el liderazgo de la organización, y si una de ellas consigue la postulación, pasaría a ser la primera mujer en la dirección de la ONU.

Sólo el 24,6% de los puestos más altos de la ONU ha estado ocupado por mujeres en la última década, según datos de ONU Mujeres. Muchos esperan que la participación de las mujeres en la organización sea mayor, luego de que Ban abandone su cargo como secretario general de dicha entidad.

Recientemente Nueva Zelanda propuso a la exprimera dama Helen Clark, quién fue directora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud).

Clark entró en el parlamento en 1981 y se convirtió en primera ministra adjunta en 1989. Se convirtió en líder del partido, con una popularidad se situaba en el 2%, pero Clark se negó a dimitir a pesar de los llamados en ese sentido por parte de pesos pesados del partido. Su tenacidad se vio recompensada en 1999, cuando se convirtió en jefa del gobierno neozelandés, informa la AFP .

Vesna Pusic, exministra croata; Irina Bokova, diplomática búlgara y jefa de la UNESCO, y Natalia Gherman, exviceprimera ministra de Moldavia, también figuran entre las mujeres que aspiran a la jefatura de la ONU.

También se han postulado cuatro hombres, entre ellos, el excomisionado para los refugiados Antonio Guterres, de Portugal.

El presidente de la Asamblea General comenzará una serie de diálogos informales con las y los candidatos, entre el 12 y 14 de abril. Será una oportunidad para que los 193 miembros de la organización realicen preguntas a los candidatos.

Muchos cuestionan el poder que tienen los miembros del Consejo de Seguridad en la selección del secretario general de la ONU.