Temas Especiales

20 de Apr de 2021

América

Crisis migratoria cubana por Centroamérica, ¿La recta final?

A cinco meses de haber explotado la peor crisis migratoria de la región, los cubanos ven la luz al final del túnel

La promesa de un nuevo convenio bilateral entre Panamá y México, que permita el acercamiento de miles de cubanos hacia Estados Unidos, ha encendido la llama de la esperanza de los isleños que permanecen atrapados en la zona fronteriza tico-panameña. Los caribeños están ilusionados con lo que podría ser la recta final de uno de los peores episodios sobre el tema migratorio en los últimos años.

Han transcurrido cinco meses desde que se recrudeció la crisis migratoria por Centroamérica, tras el cierre de la frontera entre Nicaragua y Costa Rica, el 15 de noviembre del año pasado.

Aproximadamente más de once mil cubanos (de los que se han podido contabilizar) quedaron varados en la región, contando los que continuaron el viaje, los que fueron dejados atrás y los que llegaron después.

CUBANOS EN LA FRONTERA

Yoani, un cubano que no fue incluido en las listas para los cuatro viajes del convenio anterior entre países de la región, a pesar de tener sus documentos en orden, le contó a La Estrella de Panamá emocionado, pero tratando de contenerse, que han recibido con alegría las declaraciones del presidente panameño, Juan Carlos Varela, sobre una nueva operación humanitaria para trasladarlos hacia México en su camino a Estados Unidos.

El mandatario anunció el jueves por la noche, en la provincia de los Santos, que se trataba de la última intervención que el Gobierno de Panamá realizaría sobre el asunto y que luego de ello se tomarían medidas para evitar que el país siga siendo ‘un respaldo logístico permanente de un tráfico de migrantes'.

‘A partir de que culmine la operación de traslado de los cubanos censados, los que ingresen posteriormente tendrán que tomar decisiones de a qué país quieren regresar',--JUAN CARLOS VARELAPRESIDENTE DE PANAMÁ

Según las palabras de Varela, los emigrantes que lleguen a Panamá tendrán que decidir a qué país serán enviados al ser detectados por las autoridades panameñas.

De momento, comenta Yoani, en la frontera se llevan a cabo los censos para determinar la cantidad de isleños en el lugar que cuentan con la documentación y el dinero para continuar su travesía hacia el norte del continente.

Sin embargo, manifestó su preocupación por sus compatriotas que aun les falta recurso económico para avanzar hacia su anhelado ‘sueño americano'.

‘Conocen a alguien que pueda ayudar a una familia a pagarse su pasaje. Son cuatro personas: dos niños, su madre embarazada y el padre', expresó con empatía por sus coterráneos.

FRONTERAS CERRADAS

La crisis migratoria en la región, al igual que en el resto del mundo, no es un fenómeno novedoso, ha acompañado al desarrollo humano históricamente. El hombre desde siempre ha sentido la necesidad de movilizarse de un lugar a otro en busca de mejores condiciones de vida.

Lo que sí ha sacado a la luz este nuevo episodio sobre migración son las grandes diferencias y desacuerdos que se mantienen latente entre uno y otro país (especialmente los miembros de SICA), que por un lado defiende la libre autodeterminación de los pueblos sobre el asunto y por otro, se dan ‘golpes de pecho' sobre su defensa de los principios de los derechos humanos.

En este sentido y luego de las presiones de la ciudadanía panameña, la vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel de Saint Malo, concluyó que el país tendrá que tomar medidas para ‘desincentivar los flujos migratorios', que aprovechan las blandas políticas migratorias panameñas para ingresar y salir del país

No obstante, aclaró que el tema de los migrantes ‘debe tratarse como humanitario' mientras se protege a Panamá. ‘Es un tema complejo que se rige por convenios internacionales', expuso hace una semana la vicepresidenta.

El vicecanciller Luis Miguel Hincapié dijo al respecto que Panamá está viendo todas las alternativas posibles, pero lo que hace más ‘difícil' el tema es que las fronteras estén cerradas.

Al ser cuestionado sobre una solución para evitar que sigan llegando más emigrantes a través de la frontera colombo-panameña, Hincapié respondió que ‘se hará algo. El presidente ya dijo que esto no puede seguir'.

Técnicamente, Panamá endurecerá su política migratoria en la frontera. ‘El problema es allí en la frontera', expuso el vicecanciller.

El director nacional de Migración, Javier Carrillo, se negó a hablar con La Estrella de Panamá sobre algún cambio en las normas. ‘Usted vea las declaraciones del presidente del jueves', indicó antes colgar la llamada el funcionario.

Hincapié adelantó que aunque las fronteras permanecen cerradas las posibles opciones para evacuar a los cubanos que aún permanecen en la frontera son México o El Salvador, tal como ocurrió en marzo pasado.

INFORME DE LA OEA

A inicio del mes de abril, un grupo de expertos sobre el tema migratorio de la Organización de los Estados Americanos (OEA), presentó ante el pleno del Parlamento Latinoamericano (Parlatino) un informe sobre las migraciones en América Latina y el Caribe. Los resultados no convencieron a todos los parlamentarios, quienes pedían posibles soluciones del organismo internacional.

Juan Manuel Jiménez, especialista en migración de la OEA, señaló que el informe fue confeccionado en base a los datos nacionales de los Estados miembros y luego se construyó un informe regional.

El estudio no arroja las razones de la migración, ni tampoco da soluciones o alternativas a este fenómeno. ‘Nosotros solo describimos los movimientos y a veces podemos argumentar algunas razones de la migración. Pero no podemos determinar su incidencia en cada uno de los países', sostuvo Jiménez.

Según el representante de la comisión de los Estados Americanos, el mayor aporte es que con estos informes se puede saber qué es lo que ocurre con la migración entre los periodos intercensales.

Por ejemplo, el último arrojó que durante los años 2010 a 2013 la migración dentro de América Latina y el Caribe aumentó un 17%.

‘El objetivo es tener una línea de base de información sobre migración, no hay otro instrumento de recolección de datos sistemático que analice la migración internacional año a año', arguyó el experto ante las preguntas de los presentes .

El documento también indica que de cada cuatro personas que emigran de las américas, dos se dirigen a Estados Unidos y Canadá.

Además se muestra el aumento de la migración de Panamá como país de destino, sobre todo por colombianos y venezolanos.

==========

EXPERTOS

‘Hay que repensar las fronteras'

Un grupo de expertos latinoamericanos en el tema migratorio pidió a los gobiernos y organismos internacionales la semana pasada ‘repensar las fronteras', ya que, a su juicio, detrás de estas demarcaciones territoriales, ‘hay una lucha de poder' que vulnera los derechos humanos de los inmigrantes y refugiados.

‘La frontera no debería ser algo dictaminado desde fuera y desde una instancia superior, sino que hay que afrontarlo como una noción que se va construyendo', así lo afirmó Joaquín Eguren, investigador del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones (IUEM).

Las declaraciones del experto se dieron en el marco de la presentación del libro ‘Las migraciones en las fronteras de Iberoamérica', del Observatorio Iberoamericano sobre Movilidad Humana, Migraciones y Desarrollo (OBIMID), en cuya edición Eguren ha tomado parte.

El estudio analiza la inmigración a lo largo de 10 mil kilómetros de fronteras iberoamericanas, y se centra en la regulación legal sobre los flujos migratorios en las fronteras, las características sociodemográficas de esos flujos, y la vulnerabilidad que sufren los migrantes en sus recorridos.

Alberto Ares, delegado social de los jesuitas en España y también editor del libro, indicó, por su parte, que la migración ‘es un proceso que aumentará en los próximos años', y destacó que ‘no será posible parar a los más necesitados cuando quieran disponer de los bienes que les pertenecen a todos'.

En tanto, el secretario para la cooperación iberoamericana de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Salvador Arriola, explicó que aunque Latinoamérica ‘es una región de paz', existen problemas históricos no resueltos y litigios permanentes en tre sus naciones que complican el escenario migratorio.

Según Arriola, ‘no se puede hablar de integración si no se resuelven con los países vecinos los problemas de desarrollo sostenible'. Considera que la solución pasa por ‘establecer un círculo virtuoso fronterizo que vincule las fronteras con la migración y el desarrollo'.

El libro, que fue presentado en la ciudad de Madrid en su versión en línea y próximamente en papel, ha sido escrito por investigadores de universidades de Chile, Colombia, Guatemala, México y Perú.