Temas Especiales

29 de Mar de 2020

América

Trump asegura que restaurará la ‘grandeza' de EE.UU.

No faltaron los ataques a su rival en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, Hillary Clinton, quien tendrá su convención

Trump asegura que restaurará la ‘grandeza' de EE.UU.
Donald Trump, en el cierre de su campaña, ayer en Cleveland.

El magnate Donald Trump aceptó su nominación como candidato republicano a la Presidencia de EE.UU. con un discurso en el que prometió ‘ley y orden' para restaurar la grandeza de un país que ve en alarmante declive.

‘En esta carrera por la Casa Blanca, yo soy el candidato de la ley y el orden', proclamó este jueves ante un público entregado que abarrotaba la Convención Nacional Republicana en el pabellón Quicken Loans de Cleveland (Ohio) y coreaba ‘¡Trump, Trump, Trump!'.

ES OFICIAL SU CANDIDATURA

  • El discurso de Donald Trump en la convención no dejó a nadie indiferente
  • El candidato repitió su propuesta estrella, la construcción de un muro en la frontera con México para taponer la inmigración ilegal.
  • En política exterior proclamó una suerte de aislacionismo, porque su prioridad será poner a EE. UU, primero, dijo .
  • El empresario arremetió contra su rival Hillary Clinton.

El magnate inmobiliario, todo un neófito que nunca antes ha ocupado un cargo político, estuvo a la altura de su noche estelar en la convención con su discurso más consecuente y ‘presidencial' desde que lanzó su insólita campaña hace poco más en un año.

Fue el momento crucial en la transformación de un magnate impulsivo y una estrella televisiva con tendencia a insultar hacia un político con opciones de ganar la Presidencia de EE.UU..

Uno de los momentos cumbre de la noche llegó cuando Trump oficializó su propuesta estrella, la construcción de un muro en la frontera con México para taponar la inmigración ilegal.

‘Vamos a construir un gran muro para poner fin a la inmigración ilegal, para acabar con las pandillas y a la violencia, para impedir la entrada de droga', subrayó el multimillonario.

No faltaron los ataques a su rival en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, Hillary Clinton, quien tendrá su convención.

‘El legado de Hillary Clinton no tiene que ser el de EE.UU.. Los problemas a los que nos enfrentamos ahora -pobreza, violencia en casa, muerte y destrucción en el extranjero- continuarán siempre que mantengamos las mismas políticas que los crearon', aseguró Trump, en alusión a la etapa se Clinton como secretaria de Estado (2009-2013).

El empresario arremetió contra Clinton por ser un ‘títere' de ‘los grandes negocios, la élite mediática y los grandes donantes', además de representar un ‘sistema trucado'.

‘¡Que la encarcelen, que la encarcelen!', voceó la concurrencia, una de las consignas más oídas y controvertidas en Cleveland.

‘Derrotémosla en noviembre', replicó Trump, que declinó corear la frase.

En política exterior, el nominado republicano, de 70 años, proclamó una suerte de aislacionismo, si conquista la Casa Blanca, porque su prioridad será ‘poner a EE.UU. primero'.

‘Americanismo, no el globalismo, será nuestro credo', advirtió el multimillonario, partidario de recuperar industrias que se han ido a otros países, renegociar tratados comerciales y enfrentarse a las políticas comerciales y cambiarias de China.

Arropado por su familia en el escenario y con el pabellón rendido a sus pies, Donald Trump cerró su discurso con la promesa de cumplir el gran lema de su campaña: ‘Hacer a EE.UU. grande de nuevo'.