Temas Especiales

07 de Apr de 2020

América

Nidal Waked estaría rumbo a una extradición express

Este martes vence el plazo para que el empresario renuncie a defenderse en el proceso y se agilice su envío a los Estados Unidos

Nidal Waked estaría rumbo a una extradición express 
Nidal Walked Hatum luego de su detención en Bogotá, Colombia.

La defensa del empresario Nidal Waked Hatum tiene plazo hasta el próximo martes 2 de agosto para que renuncie a defenderse en el proceso que lleva Estados Unidos a su cliente, por presunto lavado de activos y fraude bancario y se agilice su envío a ese país.

Esto luego de que el gobierno de Estados Unidos ratificara el pedido de extradición del empresario y el expediente llegara al magistrado de la Corte Suprema colombiana, José Luis Barceló Camacho, quien redactará la ponencia que definirá si se da vía libre para la extradición del empresario a los Estados Unidos.

Barceló Camacho notificó a las partes de la llegada del expediente y les dio un plazo hasta el próximo martes a las 5:00 p.m. para que soliciten las pruebas y recursos que consideren pertinentes.

Sin embargo, integrantes de la defensa de Waked Hatum le dijeron a El Tiempo que no se presentaría ninguna traba y que el interés del capturado, que se encuentra preso en la cárcel La Picota de Bogotá, es ser enviado a los Estados Unidos lo antes posible.

Al ser consultado, el abogado Ricardo Calvete, quien lidera la defensa de Waked Hatum, sostuvo que están afinando los últimos detalles de su estrategia. En todo caso, dijo, la decisión más probable es que no se presente ningún tipo de petición para que su cliente sea enviado rápidamente a los Estados Unidos.

De acuerdo con la defensa si no hay oposición al proceso de extradición, la Corte Suprema tendría un plazo de 20 días para conceptuar favorablemente y a más tardar en tres meses el empresario estaría ante una corte del estado de Florida. Allá será procesado por operaciones financieras entre 2000 y 2009 con las que habría favorecido la “fabricación, importación, venta y distribución” de drogas, según la DEA.

Las empresas de Nidal Waked Hatum junto a las de su tío, Abdul Mohamed Waked Fares, fueron incluidas a comienzos del mes de mayo en la Lista Clinton y desde entonces sus grupos económicos enfrentan una dura crisis en toda América Latina.