Temas Especiales

05 de Jun de 2020

América

‘Terremoto político' tras jornada electoral en Estados Unidos

Los medios de comunicación de todo el mundo recogieron la sorpresa casi general que generó la victoria del republicano Donald Trump

‘Terremoto político' tras jornada electoral en Estados Unidos
Una mujer observa las portadas de los periódicos de este miércoles, tras la victoria de Donald Trump.

The New York Times y The Wall Street Journal reaccionaron con sendos editoriales al "terremoto político" que supone la "revuelta" causada por Donald Trump con su victoria en las elecciones presidenciales en Estados Unidos. "Presidente Donald Trump.

Tres palabras que parecían impensables para decenas de millones de estadounidense -y para gran parte del resto del mundo- se han convertido en el futuro de Estados Unidos', arrancó el New York Times en su editorial de este miercoles, ‘La revuelta Trump'.

El Wall Street Journal calificó la irrupción de Trump en la política como un ‘desafío al orden establecido' en casi dos siglos de la historia del país, "para bien o para mal".

El magnate inmobiliario rompió los esquemas previstos por expertos y analistas, que hace dos semanas, apoyados en las encuestas, daban una clara ventaja a Hillary Clinton y nadie apostaba por una victoria del newyorkino. La ventaja que tenía la ex secretaria de Estado fue cediendo y durante el escrutinio de los votos los demócratas vieron cómo fueron desmoronándose sus aspiraciones de que llegase a la Casa Blanca.

CONFIGURACIÓN DEL CONGRESO

Hasta el momento y cumpliendo las proyecciones previstas, los republicanos controla ambas cámaras del Congreso

El partido rojo logró 235 escaños de los 435 en la cámara baja, mientras que en la cámara alta mantuvo 54 frente a 46 de los demócratas.

La remontada de Trump en las encuestas se produjo después de que, once días antes de las elecciones, el director del Buró Federal de Investigación (FBI), James Comey, anunciase la reapertura del caso contra Clinton por el empleo de un servidor privado para sus correos electrónicos oficiales cuando era secretaria de Estado entre 2009 y 2013, reportó EFE.

LA DERROTA

Cuando en el cuartel central de la campaña de Trump esperaban con euforia los últimos colegios electorales ante una inminente victoria del magnate, en la sede de Clinton, sus seguidores, entre tristeza e incredulidad, recibieron las palabras de John Podesta, jefe de campaña de la demócrata, que los mando a dormir, tras una larga noche, agradeciendo su apoyo.

Los demócratas tuvieron que esperar hasta ayer para que Clinton reconociera su derrota en la contienda electoral. ‘Es dolorosa y lo será por mucho tiempo', declaró Clinton, que animó a sus seguidores a dar a Trump la oportunidad de liderar el país. "Donald Trump va a ser nuestro presidente. Le debemos una mente abierta y una oportunidad de liderar", dijo Clinton en su primera aparición tras los comicios.

La otra gran derrota de la noche se la llevaron las empresas encuestadoras, cuyos sondeos previos al torneo electoral no registraron con certeza el ánimo y la voluntad de los votantes.

LA RECONCILIACIÓN

Siendo casi las 3 de la mañana del dia miércoles en la ciudad de Nueva York ,Trump sentenció en un sosegado discurso: ‘Ya es hora de que curemos las lesiones de la división. A todos los republicanos, y demócratas e independientes, a lo largo de este país, yo digo que ya es hora que nos juntemos como un pueblo unido. Ya es hora. Les prometo a todos los ciudadanos de nuestra tierra que voy a ser el presidente de todos los estadounidenses‘.

El presidente Barcak Obama, que hizo campaña hasta el último minuto por Clinton, y denunció repetidas veces durante la contienda electoral que Trump no está preparado y no tiene el carácter necesario para ocupar el Despacho Oval, rescató ese mensaje y recalcó que ‘como todos' él también quiere lo mejor para su país.

Su portavoz, Josh Earnest, reconoció en su rueda de prensa diaria que la reunión con Trump, programada para hoy en la Casa Blanca, no será algo "fácil" para Obama, aunque dejó claro que el presidente está comprometido con su responsabilidad de liderar una transición pacífica, a pesar de que sus ‘auténticas' opiniones sobre el magnate ‘no han cambiado'.

Pero, según el portavoz, el momento de plantear esos argumentos "ya ha pasado", porque "la elección ha terminado" y los votantes han escogido a Trump como el próximo inquilino de la Casa Blanca.