Temas Especiales

03 de Aug de 2020

América

Arranca campaña por la constituyente

El periodo de campaña que comenzó ayer se extenderá hasta el 27 de julio a medianoche

Arranca campaña por la constituyente
Este domingo se cumplieron cien días de manifestaciones públicas en Venezuela.

La campaña electoral por la Asamblea Nacional Constituyente se inició ayer formalmente, un proceso convocado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y al que acudirán los partidarios del Gobierno sin la participación de los opositores.

El periodo de campaña que comenzó ayer se extenderá hasta el 27 de julio a medianoche, tres días antes de que se celebren las elecciones, de acuerdo a las regulaciones anunciadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

El oficialista Diosdado Cabello, considerado uno de los hombres más poderosos del chavismo, candidato de la constituyente, comenzó la campaña desde su estado natal, Monagas, con una concentración de varios centenares de personas. ‘Debe haber un solo comando de campaña que es el comando de campaña de la revolución, que no haya ningún tipo de privilegio distinto', dijo el dirigente chavista acompañado de un grupo de candidatos postulado para el mismo sector.

Cabello criticó la consulta popular que promueve la oposición en contra de la elección de la Asamblea Constituyente, y aseguró que el único camino institucional es el proceso que convocó el chavismo.

Maduro comenzó la campaña por su cuenta hace dos días con una gira por todo el país para promover la participación de la Constituyente, un periplo que lo ha llevado a visitar dos ciudades del país para reunirse con trabajadores de la administración pública y partidarios.

La Asamblea Nacional Constituyente fue convocada por el presidente venezolano el pasado 1 de mayo, tras un mes de protestas de la oposición y una crisis institucional provocada por la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de dejar sin funciones al Parlamento y a los parlamentarios sin inmunidad.

El presidente Maduro defendió entonces la convocatoria del mecanismo para cambiar la Constitución como una forma de ‘lograr la paz'.