La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

América

Dos embarcaciones continúan con búsqueda de submarino argentino

La ARA dio por finalizada la búsqueda de los tripulantes del sumergible el jueves 23 de noviembre, aunque ratificó que seguirán adelante las tareas para dar con la embarcación

Dos embarcaciones continúan con búsqueda de submarino argentino

Dos embarcaciones, una de Argentina y otra del Reino Unido, continuaban hoy con la búsqueda del submarino argentino desaparecido el 15 de noviembre en aguas del Atlántico sur con 44 tripulantes a bordo, informó la Armada Argentina (ARA).

A través de un comunicado, la ARA dijo que "el destructor ARA La Argentina y el buque oceanográfico Protector del Reino Unido se encuentran barriendo el lecho marino del área de búsqueda".

"El buque oceanográfico Atlantis, de Estados Unidos, y el buque oceanográfico Yantar, de la Federación Rusa, tiene previsto regresar al área de operaciones a fines de esta semana", agregó un comunicado de la fuerza.

La ARA dio por finalizada la búsqueda de los tripulantes del sumergible el jueves 23 de noviembre, aunque ratificó que seguirán adelante las tareas para dar con la embarcación.

El submarino perdió contacto con las autoridades navales el 15 de noviembre a las 7:30 hora local (10:30 GMT) cuando navegaba por el Atlántico Sur.

Poco después se detectó en el área una explosión, según confirmaron el jueves 23 autoridades de la ARA.

El portavoz de la Armada Argentina, el capitán Enrique Balbi precisó días atrás que en la zona por la que navegaba el sumergible se produjo un "evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear", ocurrido a las 10:31 hora local (13:31 GMT) del miércoles 15 de noviembre.

La última posición conocida del navío era en la zona del Golfo San Jorge, 240 millas náuticas (432 kilómetros), al sudeste de la península de Valdés, en el Atlántico Sur.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, exigió una "investigación seria" de lo que ocurrió con el submarino, una embarcación TR-1700 fabricada en Alemania que se incorporó a la ARA en 1985.

El navío era de propulsión diésel eléctrica convencional con sistema esnórquel, concebido para ataques contra fuerzas de superficie, submarinos, tráfico mercante y operaciones de minado.