La Estrella de Panamá
Panamá,25º

23 de Oct de 2019

América

Bogotá y Quito piden apoyo en la OEA ante crisis fronteriza

La situación que enfrenta Ecuador y Colombia en la frontera común fue discutida ayer en el Consejo Permanente de la OEA, donde ambos países pidieron cooperación de la región para enfrentar la crisis

Almagro (c) , secretario general de la OEA, junto María Ángela Holguín , canciller de Colombia (i) y Ecuador (d).

Los gobiernos de Ecuador y Colombia solicitaron al Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) una mayor participación del continente en el combate al narcotráfico, tras los incidentes ocurridos en la frontera que comparten ambos países.

Encabezados por las cancilleres María Ángela Holguín de Colombia, y María Fernanda Espinosa de Ecuador, las delegaciones de los países pidieron la ayuda del resto de estados de América y expusieron la situación vivida recientemente ante la OEA, quien aprobó una declaración de solidaridad y repudio por el asesinato de tres trabajadores del diario ecuatoriano El Comercio y el secuestro de otros dos ciudadanos ecuatorianos en atentados atribuidos a un grupo disidente de las FARC.

‘No podemos hacerlo solos. La rápida cooperación entre los Estados es fundamental', subrayó la canciller ecuatoriana, según reportes de Efe .

Al ser preguntada por si existía la posibilidad de volver a albergar los encuentros, Espinosa dijo que ‘es una decisión tomada y hay mucha comprensión del lado de Colombia'.

Ante esta situación y tras la aprobación por unanimidad de la declaración por el Consejo Permanente de la OEA, el secretario general, Luis Almagro, informó de que han propuesto ‘un mayor despliegue de la Misión de la OEA de Apoyo al Proceso de Paz de Colombia (MAPP/OEA) en esa zona (la fronteriza) a los efectos de dar mejores respuestas'.

Almagro calificó al crimen de ‘atroz' y recalcó la necesidad de ‘reforzar las llaves de la cooperación hemisférica porque el combate al narcotráfico' -reiteró- ‘trasciende las fronteras de Colombia y Ecuador'.

El secretario reconoció que durante la reunión mantenida con las dos cancilleres durante este viernes, Colombia no reclamó la ayuda de la OEA para reubicar las conversaciones con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). ‘No hemos hablado de eso', señaló.

NUEVA SEDE DEL DIÁLOGO

Entra tanto, las delegaciones del ELN y del Gobierno colombiano anunciaron ayer que analizan de manera conjunta las opciones para una nueva sede de conversaciones de paz, después de que Quito anunciara esta semana que deja de ser garante y de albergar el diálogo.

‘Estamos examinando conjuntamente las opciones de nueva sede para continuar el quinto ciclo. Tenemos el propósito de reanudar los diálogos lo más pronto posible', señala un comunicado difundido por las delegaciones de ambas partes.

Panamá se encuentra ‘preparada' en la frontera

Por su parte, el Gobierno panameño dijo ayer que está ‘preparado' para combatir a posibles disidentes de las FARC en la frontera la Colombia y descartó que el país pueda sufrir en el corto plazo ataques como los ocurridos recientemente en Ecuador.

‘Es una frontera difícil donde hay lugares que son muy aislados, pero nosotros tenemos los recursos en este momento para enfrentar situaciones de crisis. Estamos preparados para cualquier situación', afirmó ayer el ministro de Seguridad, Alexis Bethancourt.

Bethancourt indicó que por motivos de seguridad no puede confirmar si actualmente hay algún grupo disidente establecido en el Darién. Aseguró que las fuerzas de seguridad panameñas descartan ‘en tiempos recientes' sucesos como los de Ecuador. ( EFE )

El texto comienza agradeciendo al Gobierno y al pueblo ecuatoriano ‘su contribución como garante y anfitrión del proceso de paz y la generosidad con la que acogieron la Mesa de Diálogos'.

Y extienden ese reconocimiento a la Pontificia Universidad Católica de Ecuador y a la Comunidad Jesuita, que también auspiciaron las conversaciones.

El comunicado precisa que la denominada Mesa de Diálogos ‘continúa avanzando en la búsqueda de resultados, entre ellos, el diseño de la participación de la sociedad y de un nuevo cese al fuego, que impulse el desarrollo de la agenda y contribuya a la paz de Colombia y el bienestar de la región'.

Por parte del Ejecutivo colombiano firma el documento el negociador jefe, Gustavo Bell Lemus, y por parte del ELN, su homólogo, Pablo Beltrán. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, reveló hoy que ha recibido la oferta de albergar las conversaciones a partir de ahora por parte de Chile, Brasil, Cuba y Noruega, los tres últimos países garantes del proceso de paz con esa guerrilla.

El mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, anunció de manera sorpresiva esta semana que su país dejaba de ser garante del proceso de paz entre Bogotá y el ELN, hasta que la guerrilla cese sus ‘actividades terroristas'.

La confirmación por parte de Quito el pasado 13 de abril de los asesinatos del equipo periodístico de El Comercio , sumado al secuestro de una pareja de empresarios de origen ecuatoriano en la zona fronteriza por una disidencia de las FARC, ha conmocionado al Ecuador y puesto en vilo los diálogos de paz con el ELN, que se encuentran en su punto más bajo luego de que no se pudiera mantener una tregua bilateral entre el Gobierno colombiano y la guerrilla.