La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

América

Volcán de Fuego deja panorama desolador

Las labores de rescate continúan y la cifra de víctimas mortales podría aumentar. La erupción del coloso ha dejado a 1.7 millones de afectados. El Gobierno declaró ‘estado de calamidad' en las zonas afectadas

Lo que algún día fue color, ahora está cubierto por una gruesa capa de ceniza y lava que expulsó la violenta erupción del volcán de Fuego de Guatemala, la cual ha provocado la muerte de más de 60 personas, un número que podría incrementarse conforme avancen las labores de los rescatistas.

A parte de los 62 muertos y 46 heridos, según los últimos reportes, el flujo piroclástico que descendió del cráter durante la tarde del domingo también ha dejado 1.7 millones de afectados y unos 3,265 evacuados de las áreas aledañas al coloso, que abarcan los departamentos de Sacatepéquez, Chimaltenango y Escuintla, reporta la agencia Efe .

Muchas de las víctimas quedaron atrapadas en sus viviendas cuando fueron alcanzadas por la mezcla de lava y lodo, producto de la erupción del volcán, informa el diario guatemalteco Prensa Libre .

APOYO

La ONU ha ofrecido su ayuda al Gobierno de Guatemala

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología reportó a primera hora de la mañana del lunes que el volcán están volviendo a su normalidad.

No obstante, la institución advirtió que las lluvias representarían el principal riesgo porque pueden causar lahares de flujo piroclástico.

El Gobierno de Guatemala ha declarado tres días de duelo y el ‘estado de calamidad', que aún debe ser aprobado por el Congreso, una medida que permitirá contar con recursos para atender la crisis.

Además, en las tres localidades más afectadas el Gobierno Central declaró la alerta roja institucional, además se instauró la alerta anaranjada a nivel nacional.

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, David de León, detalló que al momento existen unas 1,687 personas atendidas en albergues, tras haber sido desalojadas o rescatadas de la zona de riesgo, cuyo aspecto general es gris, repleta de ceniza y de arena incandescente que en ocasiones llegó a temperaturas superiores a los 700 grados centígrados.

El mayor albergue fue visitado por el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, quien estuvo presente en las zonas más afectadas.

Por otro lado, el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología reportó a primera hora de la mañana del lunes que el volcán están volviendo a su normalidad, pero advirtió que las barrancas de hasta 80 metros de profundidad están llenas de material volcánico.

De acuerdo con la institución, las lluvias son el principal riesgo porque pueden causar lahares de flujo piroclástico.

Además, aunque el coloso ya bajó la actividad, no se descarta que pueda reactivar la erupción, dijo el secretario de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, Sergio García Cabañas.

Las Naciones Unidas junto con países de la región ofrecieron apoyo al gobierno guatemalteco para atender la tragedia.

LAS CENIZAS LLEGARON HASTA HONDURAS

La violenta erupción que registró el domingo el volcán de Fuego, de Guatemala, provocó la caída de ceniza en tres departamentos en el occidente de Honduras, informó la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

‘Las partículas finas que fueron emitidas por el volcán fueron transportadas en forma de nube debido a la dirección de los vientos que están soplando en toda la región centroamericana del noreste hasta 8,000 pies, es decir, 2,500 metros verticales', indicó la Copeco.

La ceniza cayó en los departamentos de Copán, Lempira y Santa Bárbara, en el occidente de Honduras, señaló el organismo de protección civil.

Según el Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), las partículas pueden ‘viajar en el viento a lo largo de cientos de kilómetros'.