Temas Especiales

19 de Sep de 2020

América

Haddad busca votos mientras Bolsonaro sigue a la cabeza

El sucesor del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien se encuentra en prisión, ha encabezado multitudinarios mítines

Haddad busca votos mientras Bolsonaro sigue a la cabeza
Fernando Haddad cuenta con un favoritismo del 43%, mientras que Jair Bolsonaro suma un 57% de apoyo.

El candidato presidencial por el Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, continúa en campaña buscando votos, mientras que su rival, el ultraderechista Jair Bolsonaro —quien va al frente en los sondeos— empieza a preocuparse más por su eventual Gobierno.

En los últimos días previos a las elecciones presidenciales preparadas para el 28 de octubre, Bolsonaro se ha dedicado a recibir parlamentarios, empresarios y alcaldes para garantizarle la gobernabilidad una vez gane las elecciones, mientras que Haddad ha proseguido con su intensa campaña electoral para superar la diferencia de 14 puntos porcentuales que le separan de su rival.

El sucesor del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien se encuentra en prisión, ha encabezado multitudinarios mítines en estados del nordeste del país, en donde reunió el fin de semana a unos 70,000 seguidores, informa la agencia Efe .

Lejos de las multitudes, Bolsonaro ha preferido mantenerse recluido en su residencia en Rio de Janeiro bajo el argumento de que debe cuidarse de las heridas causadas por la cuchillada que sufrió el 6 de septiembre.

Desde allí Bolsonaro se ha dedicado a encender las redes sociales, especialmente a través de Twitter , aunque su residencia también se ha convertido en un cuartel general en el que prepara su futuro Gobierno.

Pese a ser un candidato polémico y de registrar un elevado rechazo por su defensa de la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985, Bolsonaro cuenta con un apoyo del 57%, mientras que Haddad tiene un favoritismo del 43%.

Ante un eventual Gobierno de Bolsonaro, la profesora de la Pontificia Universidad Católica (PUC) de Río de Janeiro, Andrea Ribeiro Hoffmann, indica que el candidato ultraderechista puede ‘revertir' todo lo impulsado en política exterior por Lula y por su ahijada política, Dilma Rousseff.

Para Hoffmann esto implicaría un alejamiento de la cooperación Sur-Sur o del BRICS.