Temas Especiales

01 de Apr de 2020

América

Juez Sergio Moro dice que Brasil requiere una 'agenda anticorrupción'

Bolsonaro manifestó su deseo de que el juez sea ministro de Justicia en su próximo Gobierno o magistrado del Tribunal Supremo cuando se abra la próxima vacante

Juez Sergio Moro dice que Brasil requiere una 'agenda anticorrupción'
Juez Sergio Moro dice que Brasil requiere una 'agenda anticorrupción'

El juez Sergio Moro, responsable de la operación Lava Jato en primera instancia, afirmó hoy que Brasil necesita implantar una "agenda anticorrupción", antes de reunirse en Río de Janeiro con el presidente electo, Jair Bolsonaro.

Bolsonaro manifestó su deseo de que el juez sea ministro de Justicia en su próximo Gobierno o magistrado del Tribunal Supremo cuando se abra la próxima vacante, en 2020, y hoy podría trasladarle una invitación oficial.

"Si hay una posibilidad de implementación de esa agenda, convergencia de ideas, de como eso debe ser hecho, entonces hay una posibilidad. Pero como dije, todo es muy prematuro", afirmó Moro a periodistas locales antes de reunirse con Bolsonaro.

El magistrado consideró "sorprendente" que le critiquen por conversar con "un presidente que fue electo por 50 millones de personas", al ser cuestionado sobre un eventual impacto negativo en caso de que acepte el cargo propuesto por Bolsonaro.

Moro llegó a Río de Janeiro a las 07.30 hora local (11.30 GMT) procedente de Curitiba, ciudad desde donde ha dirigido las investigaciones en primera instancia de la Lava Jato, que destapó los millonarios desvíos que operaron durante una década en la estatal Petrobras.

El magistrado de la 13 Corte Penal Federal de la ciudad de Curitiba (sur) viajó en un vuelo comercial y durante el trayecto leyó un libro sobre medidas contra la corrupción.

El juez ganó fama por llevar a la cárcel a importantes empresarios y políticos, entre ellos a Luiz Inácio Lula da Silva, a quien condenó por corrupción y posteriormente decretó su ingreso en prisión cuando la pena fue ratificada y ampliada hasta los doce años de cárcel en segunda instancia.

Lula, a quien la justicia vetó su candidatura presidencial, es uno de los principales rivales de Bolsonaro, quien ha atacado duramente al expresidente brasileño (2003-2010) a lo largo de su campaña electoral.

El capitán de la reserva del Ejército ganó las elecciones presidenciales del pasado domingo con un 55 % de los votos frente al 44 % que obtuvo el progresista Fernando Haddad, sucesor de Lula.

Tras la victoria, Moro felicitó al ultraderechista por su triunfo en los comicios, le deseó un "buen gobierno" y destacó la importancia de realizar "reformas para recuperar la economía y la integridad de la administración pública".

El nombre de Moro llegó a ser incluido en varios sondeos de opinión para los comicios presidenciales, si bien el magistrado siempre negó la posibilidad de entrar en política.