Panamá,25º

05 de Dec de 2019

América

Brasil envía ayuda humanitaria a Mozambique tras el ciclón Idai

La ayuda humanitaria llegará el sábado en dos aviones Hércules C-130, ambos de las Fuerza Aérea Brasileña.

Varias mujeres desplazadas tras el paso del ciclón Idai recogen agua en Sofala (Mozambique), este miércoles. Entre Mozambique, Zimbabue y Malaui, el ciclón Idai, un fenómeno climatológico de categoría 4 que tocó tierra en el centro de Mozambique el pasado 14 de marzo con vientos de más de 170 kilómetros por hora y siguió avanzando hacia el interior hasta atravesar Zimbabue ha dejado cerca de 700 muertos.

Brasil prepara el envío a Mozambique de dos aviones con ayuda humanitaria para ayudar en las labores de rescate tras el paso del Ciclón Idai, informaron este miércoles fuentes oficiales.

El Gobierno del presidente Jair Bolsonaro aportará equipos de rescate de la Fuerza Nacional del Ministerio de Justicia y de Seguridad Pública y del Cuerpo de Bomberos de Minas Gerais, estado que el pasado mes de enero se vio golpeado por una tragedia minera que dejó al menos 209 muertos y 97 desaparecidos.

En total, 40 especialistas, 20 de cada organismo, viajarán el viernes hasta la ciudad de Beira, epicentro del desastre, de acuerdo con un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

La cartera de Salud, por su parte, donó seis kits de medicamentos capaces de proveer asistencia médica de emergencias a un total de 9.000 personas durante un mes.

La ayuda humanitaria llegará el sábado en dos aviones Hércules C-130, ambos de las Fuerza Aérea Brasileña.

Más de 800.000 personas se han visto directamente afectadas por el fenómeno natural, que el pasado día 14 golpeó el centro de Mozambique y dejó un rastro de devastación al provocar lluvias torrenciales que causaron inundaciones y destruyeron 76.000 casas, 54 centros sanitarios y más de 3.200 aulas escolares.

Las autoridades del país confirmaron este miércoles que han aparecido los primeros casos de cólera en la zona de la localidad de Beira, lo que complica las labores de asistencia de miles de damnificados.

La presencia de agua contaminada, junto a la falta de agua potable y en muchas zonas de los productos necesarios para su purificación, ha propiciado la aparición de esta enfermedad, bastante común en este tipo de crisis humanitarias.

El ciclón tocó tierra cerca de Beira el 14 de marzo y al día siguiente se desplazó hacia Zimbabue, si bien, antes de llegar a Mozambique, ya había azotado a Malaui como tormenta tropical.

Idai ha causado, hasta la fecha, unos 700 muertos en esos tres países.