La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

Legisladores de Georgia ignoran a Hollywood y aprueban medida contra aborto

Bajo la nueva medida, las mujeres en Georgia no podrían hacerse un aborto aproximadamente a partir de las 6 semanas de embarazo

Imagen ilustrativa.

La legislatura de Georgia aprobó este viernes un proyecto de ley que prohibiría el aborto una vez que se pueda escuchar el latido del corazón del feto, pese a la oposición de activistas locales, corporaciones y actores de Hollywood que han amenazado con boicotear la creciente industria fílmica en el estado.

La medida HB 481 fue aprobada por 92 votos a favor y 78 en contra y deberá ser promulgada por el gobernador del estado, Brian Kemp, quien ha dicho en varias ocasiones que apoya la iniciativa.

Bajo la nueva medida, las mujeres en Georgia no podrían hacerse un aborto aproximadamente a partir de las 6 semanas de embarazo, que es cuando ya se puede escuchar el latido del feto.

Actualmente, las mujeres pueden someterse a un aborto hasta las 20 semanas de embarazo en Georgia.

"Si esta legislación que prohíbe el aborto se convierte en ley, nos veremos en corte", indicó a través de redes sociales la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Georgia, luego de que su directora ejecutiva, Andrea Young, calificara el proyecto como "insensible desconsideración por la salud y bienestar de la mujer y un desacato a los derechos constitucionales".

Asimismo, casi un centenar de actores se ha unido al llamado de la actriz Alyssa Milano para pedir al gobernador que no firme la medida y han amenazado con no rodar (sus trabajos) en el estado en caso de que sea promulgada la ley.

Alec Baldwin, Maria Bello, Sara Silverman, Michael Sheen, Laverne Cox, Don Cheadle, Mia Farrow, Rosie O'Donnell, Debra Messing y Jon Cryer son algunos de los actores que se han unido a la protesta liderada por Milano.

La industria del cine se ha convertido en una de las más importantes en los últimos años en Georgia, adonde los grandes estudios de Hollywood han trasladado el rodaje de proyectos multimillonarios para abaratar costos.

Además, corporaciones como Amazon y Coca Cola han expresado su oposición al proyecto antiaborto.