La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

América

Dilma Rousseff discrepa con Macron sobre la gestión de la Amazonía

"No estoy de acuerdo con la propuesta del presidente Macron sobre la conservación de la Amazonía. No creo que esté actuando bien en la Guayana Francesa", dijo sobre ese departamento francés de ultramar con territorio en esa selva

.

La expresidenta brasileña Dilma Rousseff discrepó este lunes con la posibilidad planteada por el mandatario francés, Emmanuel Macron, de conceder un estatuto internacional a la Amazonía.

"No estoy de acuerdo con la propuesta del presidente Macron sobre la conservación de la Amazonía. No creo que esté actuando bien en la Guayana Francesa", dijo sobre ese departamento francés de ultramar con territorio en esa selva.

Rousseff se pronunció en la prestigiosa universidad parisina de Sciences Po, donde pronunció un discurso sobre "La crisis democrática en América Latina y en el mundo" en el que fue ovacionada al inicio y al final de su intervención.

La exmandataria, destituida en 2016 por irregularidades fiscales, coincidió en su postura con la oposición expresada por el también expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y con el actual líder de Brasil, Jair Bolsonaro, contrarios a una hipotética soberanía compartida en la zona.

Tras anunciar en agosto que el G7 había acordado movilizar 20 millones de dólares (unos 17,9 millones de euros) para combatir el fuego en la Amazonía, Macron destacó que esa cuestión podría plantearse en caso de que un Estado soberano tomara medidas concretas que fueran "en contra de los intereses de todo el planeta".

Rousseff se mostró sin embargo muy crítica tanto con la política de Bolsonaro en la Amazonía y su "desregulación" de la protección medioambiental, como con los comentarios vertidos por este sobre el físico de la primera dama francesa, Brigitte Macron.

"Las mujeres en América Latina afrontan la misma situación que en el resto del mundo: somos considerados objetos", dijo la expresidenta, que consideró que en su propio proceso de destitución "hubo un componente misógino".

"Si hubiera sido contra un hombre, no hubiera sido tan irrespetuoso. Creo que ese elemento fue importante", dijo Rousseff, la primera mujer en haber ocupado la presidencia de Brasil (2011-2016).

En un discurso cargado de críticas al actual presidente brasileño, denunció que su Gobierno "de extrema derecha" es "neofascista", e hizo un llamamiento además en favor de políticas sociales que coloquen la educación en el centro de las prioridades.