La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

América

El presidente cubano insta a recuperar medidas del Período Especial en la nueva crisis

Desde la mitad de la semana pasada el gobierno cubano declaró que el país se encuentra en una situación de crisis energética "coyuntural" por déficit de diésel

Aunque reconoció que la economía trabaja en condiciones "más limitadas", consideró que "no se detectan problemas con abastecimientos de alimentos, ni se han producido apagones, ni dificultades en los procesos fundamentales"..

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, instó este lunes a "desempolvar" medidas aplicadas durante el "Período Especial" de los años 90, cuando una severa crisis económica provocó estragos en la población tras la caída de la Unión Soviética.

Díaz-Canel llamó a retomar medidas que "en su momento resultaron útiles y también pueden serlo ahora" y afirmó que no se puede retornar a la "ineficiencia" en las actuales circunstancias que vive Cuba.

Desde la mitad de la semana pasada el gobierno cubano declaró que el país se encuentra en una situación de crisis energética "coyuntural" por déficit de diésel, que atribuye al recrudecimiento del cerco económico de Estados Unidos al que culpa de presionar a las navieras que transportan combustible a la isla desde Venezuela, su principal proveedor de ese recurso.

En Pinar del Río, una de las cuatro provincias que ha visitado en los últimos días para chequear la marcha de las medidas dispuestas para enfrentar la escasez de combustible, el gobernante cubano recalcó que en las circunstancias actuales "hay que potenciar la austeridad y el ahorro".

En comparecencias televisivas los días 10 y 11 de septiembre, Díaz-Canel reveló que se había interrumpido la llegada de combustible al país y, aunque el día 14 arribaría un cargamento, advirtió que con ese deberían garantizar actividades básicas hasta finales de mes.

Entonces explicó junto a varios ministros de su gabinete que en la actual "situación coyuntural" con el combustible diésel tendrían prioridad la distribución de alimentos y otros bienes de consumo, así como el transporte de pasajeros, la salud, educación, el turismo y los servicios a la comunidad, mientras las producciones no esenciales e inversiones de alto consumo energético se frenarían.

"No estamos en periodo especial", remarcó, y argumentó que el país cuenta hoy con "fortalezas" que le permitirán seguir adelante y superar lo que considera una crisis puntual que obligará a los cubanos a apretarse el cinturón "unos días".

En la década de 1990 la isla padeció un fuerte desabastecimiento de combustible durante el llamado "Período Especial en tiempo de Paz", que impactó en las redes de transporte urbano e interurbano, y provocó constantes y largos apagones eléctricos que se sumaron a la escasez de alimentos y otros bienes.

Hoy, durante la evaluación en Pinar del Río, confirmó que "llegó el primer envío de combustible" como estaba previsto, pero advirtió que "ello no significa que el país arribe a la normalidad, al no satisfacer ese volumen la demanda de la economía", según reportó la estatal Agencia Cubana de Noticias.

Precisó que en esa provincia occidental se estuvo trabajando con el 30 por ciento del combustible y en ese sentido resaltó que logró superar este primer momento con la menor afectación y mantiene "su vitalidad, como también lo ha logrado el resto de la nación".

Aunque reconoció que la economía trabaja en condiciones "más limitadas", consideró que "no se detectan problemas con abastecimientos de alimentos, ni se han producido apagones, ni dificultades en los procesos fundamentales".

Entre las disposiciones implantadas en ese territorio se conoció que se ha incrementado el uso de la tracción animal para el traslado de pasajeros y de cargas, la recogida de basura, el transporte de pan, productos de la gastronomía y el comercio, así como la utilización del carbón vegetal, la leña y el serrín para cocinar en entidades gastronómicas, comedores obreros, centros de elaboración y pequeñas industrias.