Panamá,25º

09 de Dec de 2019

América

Convocan una marcha a la casa de Piñera en su cumpleaños y tras 45 días de protestas

La protesta llama a aprovechar su 70 cumpleaños para felicitarle irónicamente frente a su domicilio

Grupo de personas de distintos gremios, sindicatos y organizaciones sociales durante la huelga general en Santiago.Elvis González | EFE

Ciudadanos convocaron este domingo a través de las redes sociales una marcha para protestar frente a la casa del presidente de Chile, Sebastián Piñera, en el día de su cumpleaños y cuando se cumplen 45 días de las manifestaciones en el país.

La protesta llama a aprovechar su 70 cumpleaños para felicitarle irónicamente frente a su domicilio, ubicado en un acaudalado barrio del este de Santiago de Chile.

Esta manifestación está prevista cuando se cumplen 45 días de protestas, que dejan ya al menos 23 muertos, cinco de ellos presuntamente a manos de agentes del Estado, mientras los heridos se cuentan por miles y los detenidos por decenas de miles.

La Fiscalía ha abierto 2.670 investigaciones penales contra las fuerzas de seguridad por presuntas violaciones a los derechos humanos, entre las que se encuentran lesiones por armas de fuego, torturas, violencia sexual y la comisión de graves lesiones por el empleo de escopetas de perdigones y balines de goma, que entre otras cosas han provocado más de 200 lesionados oculares.

Organizaciones internacionales como Amnistía Internacional (AI) o Human Rights Watch (HRW) señalaron directamente la represión de Carabineros como la situación más preocupante para los derechos humanos durante las protestas.

La crisis social cumplió el viernes seis semanas y no hay visos de una pronta resolución.

Las marchas, que comenzaron siendo multitudinarias y en las que se reclaman una mayor redistribución de la riqueza y servicios básicos gratuitos, han ido perdiendo fuerza con el paso de los días, aunque sigue existiendo descontento en las calles y episodios de violencia con saqueos, incendios y destrucción de mobiliario público.

Además del desplome del peso, las protestas están causando graves impactos en el turismo y en el comercio.

El Banco Central rebajó hace unas semanas su previsión de crecimiento para 2019 del 2,5 a 1,9 % y el Gobierno estima que se podrían perder hasta 300.000 empleos este año, lo que elevaría la tasa de paro del 7 % al 10 %.