Temas Especiales

28 de Oct de 2020

América

Trump elogia a Pompeo por humillar a una periodista y vetar a su medio

Durante la ceremonia de anuncio de su plan de paz para Oriente Medio, Trump localizó a Pompeo entre el público y le dijo que había hecho algo "muy impresionante"

Pompeo: Trump no quiere desatar una guerra con Irán
Donald Trump, presidente de Estados Unidos.EFE

El presidente de EE.UU., Donald Trump, elogió este martes a su secretario de Estado, Mike Pompeo, por vetar el acceso de la emisora pública de radio NPR a su próximo viaje, después de una extraordinaria bronca en la que el jefe de la diplomacia humilló a una periodista de ese medio.

Durante la ceremonia de anuncio de su plan de paz para Oriente Medio, Trump localizó a Pompeo entre el público y le dijo que había hecho algo "muy impresionante".

"Esa periodista no podía haber hecho un trabajo demasiado bueno contigo ayer, ¿verdad? En realidad creo que tú hiciste un trabajo muy bueno con ella. Está muy bien. Gracias, Mike", agregó.

Trump se refería aparentemente a la decisión de este lunes de Pompeo de vetar el acceso de la corresponsal de NPR ante el Departamento de Estado, Michele Kelemen, al avión del titular de Exteriores en la gira europea que emprenderá este miércoles.

Pompeo tomó esa medida tres días después de desatar la polémica con su comportamiento después de una entrevista con otra periodista de NPR, Mary Louise Kelly.

En un comunicado el sábado, Pompeo acusó a Kelly de haberle "mentido" al acordar con su equipo que la entrevista se centraría solo en Irán -algo que la periodista niega que ocurriera- y preguntarle después por Ucrania.

En la entrevista, emitida el viernes por NPR, Kelly se centró durante un buen rato en Irán y, finalmente, preguntó a Pompeo si le debía una disculpa a la exembajadora estadounidense en Ucrania, Marie Yovanovitch, que dejó su cargo el año pasado en lo que ella describe como una campaña en su contra orquestada por Trump.

El secretario de Estado replicó que solo había accedido a hablar de Irán, y ante la insistencia de Kelly, se limitó a indicar que ha "defendido a todos los funcionarios del Departamento de Estado".

Al terminar, según relató Kelly, una portavoz le pidió entrar sin su grabadora en el salón privado de Pompeo, donde el secretario de Estado le "gritó durante el mismo tiempo que duró la entrevista".

"Me preguntó, ¿crees que a los estadounidenses les importa Ucrania? (...). Me preguntó si sabría encontrar Ucrania en un mapa, y dije que sí. Pidió que sus ayudantes le trajeran un mapa mudo del mundo, sin los países marcados. Señalé (a Ucrania). Retiró el mapa y dijo: 'La gente se va a enterar de esto'", explicó Kelly en NPR.

En su comunicado al día siguiente, Pompeo insinuó que la periodista -una veterana corresponsal y experta en estudios europeos- se había equivocado por mucho al señalar el país: "Merece la pena destacar que Bangladesh NO es Ucrania", sentenció.

Pompeo describió lo ocurrido como "otro ejemplo de lo desequilibrados que se han vuelto los medios en su campaña para dañar al presidente Trump y su Gobierno", un punto que seguramente agradó al mandatario, que ataca regularmente a la prensa crítica con él y describe a los periodistas como "los enemigos del pueblo".

El incidente evidenció además la incomodidad de Pompeo con el constante escrutinio relacionado con Ucrania que ha recibido en los últimos meses, mientras avanzaba la investigación para un juicio político a Trump y varios funcionarios y exfuncionarios del Departamento de Estado lamentaban el despido de Yovanovitch.