Temas Especiales

06 de Apr de 2020

América

Gobierno de Maduro impide vuelo de la CIDH de Panamá a Caracas

La misión de la CIDH intentaba visitar Venezuela, luego de 17 años, para reunirse con víctimas de abusos pese a la negativa del gobierno de Nicolás Maduro, que ha dejado claro que “en ningún momento” ha invitado a la comisión

Con el boleto en mano los delegados de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) fueron vetados este martes para volar a Caracas en el avión de Copa Airlines en el aeropuerto de Tocumen, por instrucciones del régimen de Nicolás Maduro, según alegó la aerolínea al momento del abordaje de pasajeros.

La delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.EFE

“Copa Airlines se abstiene de realizar comentarios al respecto, toda vez que se trata de un asunto externo a la compañía, sobre el cual no tiene jurisdicción y, como aerolínea, debe seguir las instrucciones que recibe de las autoridades reguladoras”, expresó en breves líneas a este diario.

Según testimonios de la comisión, la aerolínea fue tajante al momento del abordaje. “Copa informó que recibieron instrucciones del régimen de #Venezuela de que no estábamos autorizados a ingresar al país", informó la CIDH.

Los representantes de la CIDH venían a realizar una visita a la capital de Venezuela in loco de cinco días para observar la situación de los derechos humanos, las torturas, y reunirse con las víctimas y sus familiares de unos 390 presos políticos que son atendidos por las oenegés.

En su comunicado, la comisión informa que a la presidenta de la CIDH y relatora para Venezuela, comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño; el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão; el relator especial para la Libertad de Expresión, Edison Lanza; y especialistas de la Secretaría Ejecutiva, les prohibieron el abordaje al vuelo desde Panamá.

Un día antes el canciller del régimen venezolano, Jorge Arreaza, informó que el viaje a Caracas de la delegación de la CIDH no estaba autorizado porque Venezuela no formaba parte de la OEA. En realidad el entonces presidente Hugo Chávez expulsó a la CIDH, hace 17 años, para ocultar la violación de los derechos humanos en el país.

“La comisión rechaza ese tratamiento de la manera más enérgica, y advierte de que es propio de regímenes autoritarios no permitir el escrutinio internacional ni la observancia de la situación de los derechos humanos, lo cual perjudica, especialmente, a las víctimas de violaciones a los derechos humanos, y obstaculiza el valioso trabajo que adelantan las organizaciones de la sociedad civil”, añade el comunicado.

El texto agrega que pese a lo ocurrido el día de ayer, la comisión ha decidido dar seguimiento a su objetivo de encontrarse con las víctimas, para lo cual se desplazará inmediatamente a la ciudad fronteriza de Cúcuta donde podrá reunirse, documentar y recabar testimonios de víctimas y familiares sobre las graves violaciones de derechos humanos en Venezuela.