Temas Especiales

05 de Apr de 2020

América

Mercosur ve con "alarma" la expansión del sarampión e insta a la vacunación

Paraguay fue declarado libre de sarampión y rubéola por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Vista de una inyección contra el sarampión en un hospital de Sao Paulo (Brasil).
Vista de una inyección contra el sarampión en un hospital de Sao Paulo (Brasil)./Fernando Bizerra Jr | EFE

Los ministros de Salud del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), manifestaron este miércoles en Asunción su preocupación por el incremento de los casos de sarampión registrados en la región e instaron a la sociedad a cumplir con las vacunas correspondientes.

El titula del ramo de Paraguay, Julio Mazzoleni, como anfitrión de esta III Reunión de Ministros del Mercosur, recordó en una conferencia de prensa posterior que "el sarampión es mas contagioso que el coronavirus y tiene una mortalidad similar".

Ante la alerta generada en la región, el paraguayo recomendó

"vacunación, vigilancia y reacción rápida", y señaló que su país está intensificando las campañas de vacunación, sobre todo en las zonas de frontera.

Paraguay fue declarado libre de sarampión y rubéola por la Organización Mundial de la Salud (OMS), por lo que mantiene la alerta para no perder esa denominación.

En la misma situación se encuentran Argentina y Uruguay, cuyos representantes en la reunión, el ministro argentino Ginés González y la directora de Salud uruguaya, Raquel Rosa, en representación del ministro, Jorge Basso, también reconocieron su inquietud.

Al respecto, González expresó que su país se encuentra en "un momento de alarma" ante los casos registrados, "porque significa que el virus está circulando".

El actual ministro de Salud responsabilizó a la Administración anterior de los "largos periodos en los que no hubo disponibilidad de vacunas" y apuntó también a los movimientos antivacunas de este retroceso en la inmunización.

"No queremos perder el estatus que tuvimos de país libre de sarampión", agregó.

Por su parte, la representante de Uruguay subrayó que su país "sigue hasta el momento libre de sarampión autóctono" gracias a su "cobertura vacunal del 95-98 %".

No obstante, instó a sus colegas a "tener estrategias comunes a nivel región" para evitar la expansión dentro del bloque.

El ministro brasileño, Luiz Henrique Mandetta, también denunció la postura de los antivacunas e insistió en que la única forma de prevenir el sarampión es la vacunación.

Y subrayó que "la sociedad es corresponsable" de erradicar el sarampión y pidió a los padres que vacunen a sus hijos porque "es un derecho de los niños tener su dosis de vacuna".

Brasil registró el año pasado 18.200 casos de la enfermedad en 526 municipios y 15 muertes, 14 de las cuales en Sao Paulo, el estado más poblado y rico de Brasil, y otra en Pernambuco, según datos del Ministerio de Salud.