Temas Especiales

12 de Jul de 2020

América

Banco Central Europeo restringe viajes de su personal por el coronavirus

El Banco Central Europeo (BCE) va a aplicar algunas "precauciones operativas" por el coronavirus y restringe los viajes no esenciales del Comité Ejecutivo y otros miembros de personal hasta el 20 de abril

Presidenta del BCE, Christine Lagarde.
Presidenta del BCE, Christine Lagarde.EFE

El Banco Central Europeo (BCE) va a aplicar algunas "precauciones operativas" por el coronavirus y restringe los viajes no esenciales del Comité Ejecutivo y otros miembros de personal hasta el 20 de abril.

El BCE informó hoy de que también va a posponer las conferencias en su sede central, con excepción de la rueda de prensa tras la reunión de política monetaria del Consejo de Gobierno, en las que intervienen la presidenta, Christine Lagarde, y el vicepresidente, Luis de Guindos.

La rueda de prensa del próximo 12 de marzo se va a celebrar con normalidad y se va a transmitir por internet para quienes no puedan estar presentes, como es habitual.

También suspende las visitas no esenciales, incluido el programa de visitas de grupos.

El Comité Ejecutivo del BCE aprobó estas medidas "como precaución para proteger a su personal de los riesgos asociados con la propagación del COVID-19".

"Con las medidas de hoy damos pasos para asegurar la seguridad y el bienestar de nuestra plantilla, mientras mantenemos un banco central completamente operativo y la función de supervisión bancaria", dijo Lagarde.

El BCE también pide a los empleados que hayan estado en áreas afectadas por la epidemia que trabajen desde casa durante dos semanas.

Todos los viajes de los miembros del comité ejecutivo y de los empleados que se consideren que no son esenciales se restringen hasta el 20 de abril, cuando la situación será analizada de nuevo.

Hasta esa misma fecha el BCE suspende las visitas a su sede central, pospone o cancela todas las conferencias que iba a celebrar en su sede central y las escuchas en Bruselas se celebrarán en otra fecha.

Hasta ahora ningún empleado del BCE se ha contagiado con el COVID-19.