Temas Especiales

10 de Jul de 2020

América

Honduras amanece semiparalizada por el toque de queda ante el coronavirus

Las principales ciudades amanecieron este martes sin servicio de transporte público y los comercios cerrados, salvo los de primera necesidad, después de que las autoridades impusieran el toque de queda tras el reporte de ocho casos del Covid-19

Autoridades hondureñas vigilan toque de queda en el país ante el brote de coronavirus
Autoridades hondureñas vigilan toque de queda en el país ante el brote de coronavirus.EFE

Las principales ciudades de Honduras amanecieron este martes sin servicio de transporte público y los comercios cerrados, salvo los de primera necesidad, después de que las autoridades impusieran el toque de queda tras el reporte de ocho casos de coronavirus en el país.

Las autoridades hondureñas también cerraron los aeropuertos Toncontin, de Tegucigalpa y Golosón de La Ceiba, lo que ha alterado los planes de viaje de decenas de pasajeros de vuelos locales e internacionales.

La entrada o salida de ciudadanos de la capital hondureña ha sido bloqueada, excepto para las personas enfermas, empleados de medios de comunicación, de las fuerzas del orden y personal sanitario, según el toque de queda decretado el lunes por el Gobierno.

Las autoridades hondureñas impusieron la víspera el toque de queda en el país por siete días luego de que la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, informara de dos nuevos casos de COVID-19 confirmados, con lo que cual ya suman ocho los pacientes que han dado positivo a las pruebas en Honduras.

TEGUCIGALPA SEMIPARALIZADA

Pese a las restricciones de movilidad impuestas por las autoridades, según pudo constatar Efe, decenas de personas se han aventurado a los mercados de Tegucigalpa en búsqueda de alimentos para los próximos días en un país donde la mayoría es pobre.

Muy pocos vehículos particulares están circulando en las calles de las principales ciudades del país, donde ha sido suspendido el servicio de transporte público y las fuerzas del orden han bloqueado los accesos y salidas de la capital, lo que ha obligado a muchas personas a caminar largas distancias para llegar a su trabajo.

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, Jair Meza, dijo que en Tegucigalpa, La Ceiba y Choluteca, el toque de queda "es absoluto e indefinido", es decir, "nadie puede movilizarse para ningún trámite", mientras que en el resto del territorio hondureño las personas deben justificar su desplazamiento.

"Nadie puede andar en las calles, el coronavirus no mira qué profesión tiene y es por eso que se tomaron estas medidas para evitar la propagación", explicó al advertir que los empresarios que no cumplan la instrucción de cerrar sus negocios serán sancionados y la Policía les cerrará el establecimiento.

En esas tres ciudades los supermercados, gasolineras, farmacias y la banca permanecen cerradas, en el resto de país trabajan de manera normal.

BARRIO SITIADO EN LA CAPITAL

Militares y policías, así como empleados de salud, sitiaron hoy una populosa colonia de la capital, donde viven cinco de las ocho personas confirmadas por coronavirus en el país, todas de una misma familia, según las autoridades.

Las fuerzas del orden reforzaron su cerco alrededor de ese barrio, donde al menos 240 viviendas han sido intervenidas ya que consideran que ese lugar es "el epicentro" del virus.

El titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Gabriel Rubí, dijo que la situación en Tegucigalpa "es grave" por la propagación del virus, por lo que pidió a la población mantenerse en sus casas y acatar el toque de queda.

Las autoridades han indicado que hay al menos 35 casos sospechosos de COVID-19 en el país, por lo que serán vigilados otros barrios de Tegucigalpa para evitar la propagación del virus.

MEDIDAS ECONÓMICAS

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció en una cadena nacional que su Gobierno ha definido un paquete de medidas preliminares para paliar el impacto económico en la micro y pequeña empresa y en el turismo, los dos sectores más afectados por la pandemia.

"Le pedí al equipo económico investigar cuáles iban a ser los sectores más afectados y de qué manera podíamos empezar a atender y también programar para mediano y largo plazo, de tal forma que ya tenemos un paquete de medidas preliminares a tomar en términos de atención a la micro y pequeña empresa, a la industria del turismo, por ser las más afectadas", explicó.

El gobernante pidió a los empresarios que sean "creativos" y piensen cómo se puede atender el impacto económico por el COVID-19 en conjunto con el Gobierno.