Temas Especiales

06 de Jul de 2020

América

Guatemala suma 900 detenidos en primer día de toque de queda por el COVID-19

Los aprehendidos, que violaron el toque de queda que impera de cuatro de la tarde a cuatro de la mañana, fueron trasladados ante los tribunales de las diferentes demarcaciones

La medida prohíbe la libre circulación en el país desde las 4.00 de la tarde a las 4.00 de la mañana a partir de hoy y durante los próximos ocho días.
La medida prohíbe la libre circulación en el país desde las 4.00 de la tarde a las 4.00 de la mañana a partir de hoy y durante los próximos ocho días.Esteban Biba | EFE

La Policía Nacional Civil de Guatemala detuvo a más de 900 personas que infringieron la orden de no salir a la calle durante las primeras 12 horas del toque de queda impuesto desde el pasado domingo, aseguró la entidad armada este lunes.

Los aprehendidos, que violaron el toque de queda que impera de cuatro de la tarde a cuatro de la mañana, fueron trasladados ante los tribunales de las diferentes demarcaciones en las que se encontraban y estaban a la espera de que los jueces de turno los procesaran, les dieran medidas sustitutivas o los recluyeran en prisión preventiva.

La medida fue impuesta a partir del pasado domingo luego de que el Gabinete de Gobierno del presidente, Alejandro Giammattei, elaborara el acuerdo 6-2020 con el fin de reducir la curva de contagio del coronavirus, que hasta este lunes ha alcanzado a 20 guatemaltecos, entre estos una menor de tres años y una persona que falleció a causa del virus, de 85 años.

La fuerza pública subrayó en su comunicado de prensa que entre los más de 900 detenidos hubo casos en los que las personas fueron sorprendidas ingiriendo bebidas alcohólicas e incluso quien portaba armas de manera ilegal.

El toque de queda, que estará vigente durante ocho días -contando el domingo pasado-, no tiene validez para vehículos de emergencia y servicios a domicilio de alimentación y farmacias, además del transporte de combustible, periodismo y otros productos.

La Policía ha sacado patrullas con altoparlantes para avisar tanto el domingo como este lunes que el toque de queda está próximo a comenzar y por las calles suenan las sirenas que advierten de la prohibición.

Guatemala ordenó el lunes pasado el cierre de fronteras y la suspensión de labores públicas y privadas, además del cese del transporte público.

Sin embargo, la medida fue cumplida a medias después de que el Gobierno reculara un día después y admitiera la continuidad del trabajo para aquellas empresas que notificaran su decisión, y que además consiguieran transporte público para sus trabajadores.

Las 20 personas contagiadas por el coronavirus en Guatemala se encuentran actualmente en el Hospital de Villa Nueva, un nosocomio al sur de la Ciudad de Guatemala adaptado semanas atrás para atender la emergencia.

Además, el Gobierno adecuó un centro de convenciones como el primero de cuatro hospitales de campaña con capacidad de atención para cuidados intensivos, observación y aislamiento de potenciales pacientes.