Temas Especiales

30 de May de 2020

América

El presidente de Guatemala veta ley que protegía servicios básicos a ciudadanos

El presidente devolvió el decreto 15-2020 al Congreso, que emitía medidas de protección para la población de los efectos económicos por COVID-19.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei
El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei aseguró que las medidas  eran "inaplicables o confusos, provocando alta de certeza jurídica".Efe

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, vetó este miércoles un decreto legislativo que buscaba garantizar los servicios básicos a la población durante el tiempo que durara la emergencia sanitaria causada por la pandemia del coronavirus.

El presidente devolvió el decreto 15-2020 al Congreso, que emitía "medidas adicionales de protección para la población de los efectos económicos provocados por la pandemia del COVID-19", debido a que "entran en contraposición con la Constitución Política" y "violan normas y principios" constitucionales.

En el acuerdo gubernativo suscrito por el mandatario y el pleno de su Gabinete para vetar el decreto legislativo, el mandatario aseguró que las medidas económicas y financieras adicionales para beneficiar a la población eran "inaplicables o confusos, provocando alta de certeza jurídica".

El ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci, aseguró que, en el veto, "se explica de una forma muy detallada que el presidente está de acuerdo con el concepto de apoyar a las personas en términos de agua, luz, teléfonos e internet, pero el decreto traía unas falencias que le pudiera generar la declaración de inconstitucional".

El acuerdo gubernativo presidencial que vetó el beneficio social, impulsado por el Congreso desde el pasado 7 de abril, estableció que "con las falencias señaladas en cuanto a la redacción de la norma, permite que grandes usuarios puedan acceder al impago de los servicios contemplados en el decreto 15-2020 (...) aunque tengan la capacidad de pago".

Después de haber rechazado el proyecto de ley, el Ministerio de Finanzas propuso una nueva iniciativa de beneficios de servicios básicos a la población similar al primero, con la salvedad del pago diferido de las cuotas pendientes.

Contrario al beneficio social vetado, el Gobierno decidió como primera medida paliativa de la crisis económica suspender por tres meses (abril, mayo y junio) la cuota patronal del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social y ofreció tres escenarios a los empresarios: continuar los pagos mensuales, pagar doble cuota los meses de julio, agosto y septiembre o diferir los aportes durante los siguientes 18 meses.

Guatemala decretó el pasado 16 de marzo una suspensión de clases y de labores tanto a nivel público como privado, además del cese del funcionamiento del transporte público, aunque al día siguiente ofreció alternativas a las empresas para continuar sus jornadas mediante la aplicación de un formulario.

Una semana más tarde, el 22 de marzo, el Gobierno decretó un toque de queda nacional para impedir la circulación desde las cuatro de la tarde a las cuatro de la mañana, circunstancia que se redujo el pasado 19 de abril por dos horas.

Según datos oficiales, Guatemala ha contabilizado 557 casos positivos de coronavirus, de los cuales 16 han fallecido por la enfermedad del COVID-19 y dos más lo han hecho por causas ajenas a la infección, además de que 62 personas se han recuperado.