Temas Especiales

02 de Jun de 2020

América

Cifras de decesos por pandemia en México causan polémica

Los datos de muertes actualizados a diario por el gobierno federal consideran casos de Covid-19 aquellos que pudieron ser confirmados por la prueba diagnóstica en laboratorio

Las cifras de muertos por el Covid-19 están en el centro de la polémica en México. Las autoridades han admitido que hay un subregistro de decesos, pero eluden dar estimaciones, mientras algunas investigaciones han señalado que los fallecidos en la capital triplican el dato oficial.

El Gobierno no ha hecho pública ninguna estimación de gente que falleció con síntomas de Covid-19 sin que se les hiciera la prueba.EFE

Hasta el momento, el país acumula 6,510 fallecidos y más de 59,500 contagiados del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19, siendo ciudad de México el foco rojo de la pandemia, con 16,758 casos confirmados y 1,754 muertos.

Los datos de decesos actualizados a diario por el gobierno federal consideran casos de Covid-19 aquellos que pudieron ser confirmados por la prueba diagnóstica en laboratorio.

Sin embargo, en las directrices emitidas al personal médico para rellenar actas de defunción cabe la posibilidad de señalar la “probable” causa de Covid-19 si el paciente coincidía con los síntomas (fiebre, tos, dificultad para respirar), pero no se había logrado hacerle la prueba.

México es el país de la OCDE que menos pruebas realiza, puesto que las autoridades decidieron centrar sus esfuerzos en los casos graves que llegan a los hospitales, en lugar de estudiar a toda la población.

Eso ha comportado que el porcentaje oficial de gente que fallece sea elevado (el 9%). “Si solo confirmamos con pruebas los casos más graves, naturalmente la letalidad tiene que ser alta”, contó a EFE el doctor Malaquías López, profesor de Salud Pública de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Pero también ha abierto el interrogante de cómo contar a la gente que falleció en casa o llegó demasiado tarde al hospital.

El pasado 8 de mayo, varios periódicos internacionales, como The New York Times, publicaron en diferentes reportajes que el número real de decesos es muy superior a la cifra oficial en México.

Ante esto, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, funcionario encargado de combatir la pandemia, admitió que hay pacientes que llegan tan graves al hospital que fallecen sin pasar por la prueba.

Por tanto, “han tenido las condiciones clínicas sugerentes de Covid-19, pero no quedan registradas como Covid-19”.

Explicó que estos decesos son estudiados a posteriori por un comité científico que puede determinar que la muerte sí fue por el nuevo coronavirus y por tanto poco a poco se sumarán a las estadísticas.

El funcionario no da mayor importancia a este subregistro, puesto que considera que tener la cifra total de muertos en tiempo real no es un dato necesario para diseñar la atención médica.

El Gobierno ha revelado que hasta la fecha hay 769 decesos sospechosos en el país de los que se pudo extraer una muestra que está pendiente de confirmación en laboratorio.

Sin embargo, no ha hecho pública ninguna estimación de gente que falleció con síntomas de Covid-19 sin que se les hiciera la prueba.

Una investigación de la oenegé Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCC) reveló el lunes que entre el 18 de marzo y el 12 de mayo hubo, solo en ciudad de México, al menos 4,577 actas de defunción con el nuevo coronavirus como causa demostrada o probable.

Entre esas fechas, el dato oficial de fallecidos confirmados en la capital era de 937.