Temas Especiales

20 de Sep de 2020

América

La justicia brasileña concede la recuperación judicial al conglomerado Odebrecht

Se trata de la recuperación judicial más grande en la historia de Brasil, con deudas estimadas en unos 19,313 millones de dólares

Odebrecht EFE
Diversos reveses, financieros y judiciales, llevaron a la firma al borde de la bancarrota.Sebastião Moreira | EFE

La Justicia brasileña aceptó este lunes el plan de recuperación judicial solicitado por el conglomerado Odebrecht con el fin de reestructurar su millonaria deuda tras verse involucrada en un escándalo de corrupción de dimensiones internacionales.

Se trata de la recuperación judicial más grande en la historia de Brasil, con deudas estimadas en los 98.500 millones de reales (unos 19.313 millones de dólares).

De acuerdo con la decisión del juez Joao de Oliveira Rodrigues Filho, del Tribunal de Justicia del Estado de São Paulo, el conglomerado tendrá dos años para ejecutar el plan presentado a la justicia.

El plan, que fue aprobado por los acreedores en abril para 12 empresas del conglomerado, incluida Odebrecht S.A, representa la mayor parte de la deuda del grupo avaluada en unos 83.000 millones de reales (unos 16.274 millones de dólares).

"Con la aprobación se renueva la confianza de todos en la capacidad de recuperación de Odebrecht, y nuestros ojos se vuelven hacia el futuro", señaló Ruy Sampaio, director ejecutivo de la compañía en un comunicado divulgado tras conocerse la decisión.

"Es hora de reforzar, con el apoyo y la participación de todos nuestros 40.000 miembros, la práctica de lo mejor que hemos aprendido durante 75 años de historia, nuestra capacidad técnica para servir a los clientes y a las comunidades donde actuamos, a través de la entrega de proyectos y productos, siempre con ética, integridad y transparencia", agregó.

Desde que las autoridades destaparon la trama de corrupción en el marco de la operación Lava Jato, hace ya cinco años, Odebrecht, una de las firmas más poderosas de Latinoamérica, ha sufrido diversos reveses, tanto financieros como judiciales, que le han situado al borde de la bancarrota.

La compañía solicitó la recuperación en junio de 2019, luego de enfrentar dificultades financieras por su participación en el escándalo de corrupción de Lava-Jato.

Además de Odebretch S.A. otras 11 empresas del conglomerado tienen luz verde para adelantar el plan.

Son ellas OSP Investimentos, Odebrecht Serviços e Participações S.A., ODB International Corporation, OPI S.A., OP Gestão de Imóvel S.A., Odebrecht Energia S.A., Kieppe Participaçoes e Administração, ODBINV S.A., Edifício Odebrecht RJ S.A., Odebrecht Properties Investimentos S.A. y Odebrecht Energia Investimentos S.A.

Aunque la Justicia concedió la recuperación judicial al conglomerado lo hizo bajo "algunas reservas en relación con algunas cláusulas que no están de acuerdo con la legislación vigente", según señala el dictámen del juez.

EL ESCÁNDALO

Odebrecht tocó el fondo del pozo tras el arduo camino iniciado hace cinco años, cuando se destapó el gigantesco escándalo de corrupción del que fue protagonista y que ha salpicado a las más altas esferas de la política latinoamericana, incluidos varios presidentes y antiguos mandatarios.

Las investigaciones llevaron a prisión en 2015 al entonces presidente del grupo Odebrecht, Marcelo Odebrecht, quien llegó a ser uno de los hombres de negocios más poderosos del país y dirigió durante años el grupo de compañías fundada en 1944 por su abuelo, Norberto Odebrecht.

La Lava Jato descubrió que la constructora del grupo tenía un departamento específico para el pago de sobornos, con tablas y apodos para esconder la identidad de los beneficiados, un complejo rompecabezas que las autoridades juntaron gracias a la confesión de 77 de sus exejecutivos.

Ante la magnitud del escándalo, el consorcio reconoció la corrupción en el seno de sus empresas, firmó acuerdos con autoridades de diversos países y se comprometió a pagar millonarias multas a cambio de seguir operando, pero el cerco judicial desestabilizó las cuentas del imperio.