Temas Especiales

14 de May de 2021

América

Dos muertos y treinta familias afectadas dejan fuertes lluvias en Honduras

Las inundaciones provocaron hoy el deceso de un hombre y su hijo en la comunidad la Victoria, departamento de Colón, en el Caribe

Honduras
Fotografía de archivo de personas que abandonan sus viviendas inundadas debido a las fuertes lluvias, el 5 de noviembre del 2020. |Efe

Dos personas murieron y 30 familias fueron evacuadas este sábado en Honduras por las intensas lluvias debido a un frente frío que han desbordado el río Monga, en el Caribe del país, mientras las autoridades mantienen en alerta a todo el país.

Las inundaciones provocaron hoy el deceso de un hombre y su hijo en la comunidad la Victoria, departamento de Colón, en el Caribe, según organismos de socorro.

Las víctimas fueron identificadas como Pedro Arita, de 68 años, y su hijo Pedro Omar Arita y, según el informe, ambos fueron arrastrados por el río Tocoa cuando intentaban cruzar montados en un caballo.

Unas 30 familias fueron evacuadas hoy debido al desbordamiento del río Monga como consecuencias de las lluvias por un frente frío que afecta a Honduras desde el viernes.

Estas personas fueron llevadas a instalaciones de acogida temporal, en las que buscan ser separadas para evitar contagios de coronavirus.

La masa de aire frío ingresó el viernes a Honduras y está dejando fuertes lluvias especialmente en el norte, occidente y Caribe.

El temporal que afecta a todo el país ha provocado también un descenso de la temperatura, por lo que las autoridades de protección civil mantienen alerta roja (emergencia), amarilla (vigilancia) y verde (preventiva).

"En este momento producto del desplazamiento de una masa de aire frío se encuentra cubierto de nubes y con la presencia de lluvias y lloviznas de leves a moderadas en las regiones: occidental, norte, insular, La Mosquitia y centro (Yoro y Norte de Comayagua)", indicó la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

El nuevo fenómeno afecta a Honduras después de más de un mes de ser golpeada por las tormentas tropicales Eta e Iota, que dejaron alrededor de un centenar de muertos y severos daños en todo tipo de infraestructura y cultivos agrícolas.

Las autoridades de protección civil han hecho llamamientos a las familias a tomar medidas de precaución, no acercarse a ríos ni riberas y no atravesar corrientes crecidas.

También recomendaron a la población abrigar a niños, ancianos y enfermos para prevenirles problemas de salud, en particular de índole respiratoria.