Temas Especiales

05 de Ago de 2021

América

Esposa de Guaidó tilda la detención de Áñez de "arbitrariedad de la justicia"

Jeanine Áñez fue detenida en la madrugada de este sábado bajo la acusación de terrorismo

El líder opositor venezolano Juan Guaidó y su esposa Fabiana Rosales, en la ciudad de Caracas
El líder opositor venezolano Juan Guaidó y su esposa Fabiana Rosales.| EFE

Fabiana Rosales, esposa del líder opositor venezolano Juan Guaidó, tildó de "arbitrariedad de la justicia" la detención de la expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez.

"Condeno la aberrante detención de la expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez, una mujer que demostró sus principios democráticos al responder al momento histórico que le demandó su nación. Su aprehensión es una arbitrariedad de la justicia y violación a sus derechos humanos", escribió en su cuenta de Twitter en la que se presenta como "primera dama" de Venezuela.

Áñez fue detenida en la madrugada de este sábado bajo la acusación de terrorismo y sedición durante la crisis boliviana de 2019, tras las elecciones fallidas que derivaron en la renuncia de Evo Morales a la Presidencia.

Fue aprehendida en la región amazónica de Beni y trasladada en un avión Hércules de la Fuerza Aérea de Bolivia hasta La Paz.

El viernes fueron también arrestados dos exministros de su Gobierno en la misma región.

Rosales consideró esta detención como un "lamentable hecho" que sucede "en pleno mes de la mujer y demuestra la extensión de prácticas dictatoriales al mejor estilo de los violadores de derechos humanos".

A su juicio, Áñez "demostró que por encima de cualquier cosa, debe prevalecer la libertad y democracia".

"El revanchismo político es un practica común en aquellos que pisotean la democracia. Ante este hecho solo podemos pedir y exigir la libertad de Jeanine Áñez y que sean muchos más los que se levanten por las causas justas de la libertad", concluyó.

Poco después de llegar a la Presidencia, Áñez reconoció a Guaidó como presidente interino de Venezuela e incluso recibió las cartas credenciales de José Cumare, representante del líder opositor.

Tras ser investido como mandatario de Bolivia Luis Arce, el Gobierno de Nicolás Maduro recuperó la Embajada que ocupaba Cumare.