18 de Sep de 2021

América

Habrá juicio para policía que supuestamente disparó por error a negro en EEUU

Así lo anunció este lunes en una audiencia virtual la jueza del condado de Hennepin, Regina Chu,

Estados Unidos
La agente de policía del estado Minesota (EE.UU.) Kimberly Potter, acusada de homicidio por disparar fatalmente al afroamericano.EFE

La agente de policía del estado Minesota (EEUU) Kimberly Potter, acusada de homicidio por disparar fatalmente al afroamericano Daunte Wright tras aparentemente confundir su pistola con un arma eléctrica, será juzgada a fin de año.

Así lo anunció este lunes en una audiencia virtual la jueza del condado de Hennepin, Regina Chu, al asegurar que ha encontrado una causa probable para respaldar los cargos contra Potter.

La magistrada dijo que la fecha tentativa del juicio es el próximo 6 de diciembre.

Wright, que tenía 20 años, falleció el pasado 11 de abril a manos de Potter, quien, según la versión oficial, le disparó tras confundir su pistola con un arma de electrochoque, también conocida como taser.

La expolicía, que es blanca y llevaba 26 años en el Departamento de Policía de Brooklyn Center (un suburbio de Mineápolis), fue detenida días después de su dimisión del cuerpo e imputada por un delito de homicidio involuntario.

Tras el disparo fatal, las autoridades locales mostraron un video del hecho en el que se ve cómo tres agentes se aproximan al vehículo de Wright y uno de ellos intenta esposarle, pero el joven se resiste.

Entonces, como se ve en la grabación, empieza un forcejeo y la policía saca su pistola y grita a modo de aviso: "¡táser! ¡táser! ¡táser!". Después se oye un disparo y la agente exclama con sorpresa: "Le he disparado".

Los policías aseguran que pararon el vehículo porque no tenía algunos papeles en regla, y luego pidieron la identificación a Wright y se dieron cuenta de que tenía una orden de arresto pendiente, por lo que intentaron detenerlo.

Fue en ese momento cuando el hombre intentó volver a meterse en el vehículo y recibió un impacto de bala.

El trágico episodio avivó las tensiones en Mineápolis, que ya estaban a flor de piel debido al juicio contra el expolicía Derek Chauvin por la muerte de Floyd, grabada en un video que el año pasado dio la vuelta al mundo y provocó protestas históricas contra la brutalidad policial y el racismo.