Temas Especiales

23 de May de 2022

América

Biden mantiene su promesa de nominar a una afroamericana para el Supremo

Durante la campaña electoral para 2020, Biden prometió que si tenía la oportunidad nominaría a la primera magistrada afroamericana para la máxima instancia judicial del país

Stephen Breyer.
El juez del Tribunal Supremo de Estados Unidos, Stephen Breyer.EFE

La Casa Blanca aseguró este miércoles que el presidente estadounidense, Joe Biden, mantendrá su promesa de nominar a una jueza afroamericana por primera vez en la historia para el Tribunal Supremo del país.

"El presidente ha declarado y reiterado su compromiso de nominar a una mujer afroamericana para el Tribunal Supremo y ciertamente lo mantiene", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria.

Sin embargo, Psaki rechazó hacer cualquier comentario sobre la intención del juez progresista del Tribunal Supremo Stephen Breyer de jubilarse cuando concluya en julio este curso judicial, ya que la noticia, de la que han informado varios medios estadounidenses, no ha sido confirmada oficialmente por la máxima instancia judicial.

"Por ahora, no voy a poder hacer ningún comentario específico hasta que, por supuesto, el juez Breyer haga un anuncio si es que decide hacer un anuncio", afirmó Psaki.

Horas antes, Biden respondió de manera similar a preguntas de la prensa.

"No ha habido ningún anuncio del juez Breyer, lo dejaré que él haga el anuncio que quiera hacer, y estoy encantado de hablar sobre ello más tarde", zanjó el mandatario sin dar más detalles a los periodistas.

Durante la campaña electoral para 2020, Biden prometió que si tenía la oportunidad nominaría a la primera magistrada afroamericana para la máxima instancia judicial del país.

La Casa Blanca aún no ha dado a conocer sus opciones, pero dos posibles candidatas son Leondra Kruger, actual jueza en el Tribunal Supremo de California, y Ketanji Brown Jackson, a quien ya consideró Barack Obama en 2016 para otra vacante en el Supremo y que trabajó como secretaria judicial para el propio Breyer.