Temas Especiales

17 de May de 2022

América

Ecuador investiga si el 92% de su población ya es inmune a la covid-19

Hasta el momento, el registro histórico desde el inicio de la pandemia señala la existencia de más de 800.000 casos confirmados por PCR en Ecuador

La ministra de Salud de Ecuador, Ximena Garzón
La ministra de Salud de Ecuador, Ximena GarzónEFE

Ecuador se embarcó en una investigación para determinar si el 92 % de su población ya es inmune a la covid-19, debido al alto nivel de vacunación y también a los contagios ya registrados, afirmó este lunes en una entrevista con Efe la ministra de Salud, Ximena Garzón.

Con más del 88 % de la población vacunada con una dosis, el 84 % con dos dosis y el 21 % con la dosis de refuerzo, Garzón se mostró complacida por el avance del proceso y la respuesta de la población para frenar el avance del coronavirus.

Aseguró que han tenido mucha acogida y que la última semana vacunaron a entre 90.000 y 100.000 personas diariamente entre primeras, segundas y terceras dosis.

En las últimas horas, el proceso de vacunación inició una nueva etapa con la inoculación, en una primera fase, de entre 90.000 y 100.000 niños a partir de los tres años de edad.

El alto porcentaje de vacunación permitió un manejo controlado de la situación en el pico de los contagios de enero pasado y ahora la ocupación de las camas asignadas para hospitalización a nivel nacional para covid-19 bajó del 65 % al 28 %, y del 89 % a alrededor del 45 % aquellas destinadas de cuidados intensivos por la enfermedad.

Hasta el momento, el registro histórico desde el inicio de la pandemia señala la existencia de más de 800.000 casos confirmados por PCR en Ecuador.

¿El 92 % DE SEROPREVALENCIA?

Cálculos, aún extraoficiales y basados en datos de los casos antiguos, la vacunación y los nuevos contagios de ómicron, hacen presumir que "la seroprevalencia en el país está en 92 %" , según la funcionaria.

La seroprevalencia es la inmunidad existente ya sea por enfermedad o por vacunación, explicó, al comentar que su Ministerio lidera una investigación con la Universidad Central de Ecuador, la Universidad de South Florida y el Instituto Nacional de Investigación en Salud (Inspi) para determinar el mencionado porcentaje.

Garzón calcula que, en unos tres meses, podrán tener un análisis estadístico que determine el porcentaje de inmunidad, pues al momento están en la fase de desarrollo del plan de investigación para definir el tamaño de la muestra, el análisis estadístico y pruebas, entre otros.

ÓMICRON, LA DOMINANTE

Según Garzón, un 99 % de los casos registrados al momento en Ecuador corresponden a la variante ómicron, el 1% restante a la delta y se mostró confiada de que esta semana "ya no exista delta en el país", pues la única de las 24 provincias con ese tipo, la semana pasada, fue Manabí.

Sin embargo, aclaró que esto no significa que a futuro no aparecerán nuevos casos de delta, ya que las fronteras terrestres y aéreas están abiertas: "Pueden producirse pequeños brotes, pero con la eficacia que tiene ómicron para desplazar delta, esperamos que haciendo nuestra vigilancia epidemiológica activa podamos controlarlos a tiempo".

"Si no aparece alguna otra variante como la ómicron, y si seguimos con una tasa de vacunación así de buena como ahora, posiblemente para fines de marzo o abril, ya podremos dejar de utilizar la mascarilla en lugares abiertos (...) y para mayo, posiblemente podemos decir que nuestro país está libre del brote de covid-19", vaticinó.

Y recordó que la covid-19 se está convirtiendo en una enfermedad endémica, "ningún país del mundo va a liberarse completamente de la covid, nunca, porque ya es una enfermedad que vino para quedarse".

UNOS 600 MILLONES DE DÓLARES EN VACUNAS

Según Garzón, al momento cuentan con unas 8 millones de vacunas disponibles para avanzar en el proceso de vacunación y los refuerzos cada 5 meses.

En las próximas semanas determinarán la fecha de la llegada de la donación china de los 2,5 millones de dosis de Sinovac.

La ministra anotó que el Gobierno del presidente Guillermo Lasso, que comenzó su mandato el pasado 24 de mayo, ha invertido unos 600 millones de dólares en la adquisición de vacunas.

Del total de vacunas aplicadas, unas 16 millones provienen de la farmacéutica china Sinovac, más de 9 millones de la estadounidense Pfizer y cerca de 6 millones de la británica AstraZeneca.

Asimismo, más de medio millón de las vacunas inoculadas corresponden a la china CanSino, de una sola aplicación y que también se inyecta como refuerzo.