Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Mundo

El gran general de batallas

PANAMÁ. Sus éxitos en Irak hablan por sí solos. David Petraeus, el reconocido comandante norteamericano, se ha convertido ya en una le...

PANAMÁ. Sus éxitos en Irak hablan por sí solos. David Petraeus, el reconocido comandante norteamericano, se ha convertido ya en una leyenda.

Petraeus estabilizó la crítica situación en Medio Oriente, específicamente en Bagdad, y ha creado una gran ofensiva en la complicada Kabul, que ha hecho replegarse a los talibanes y a los grupos de Al-Qaeda.

El estratega de la escalada militar estadounidense que redujo la violencia en Irak desde 2007 asumió la semana pasada la jefatura de las operaciones castrenses desde el este de África al Golfo y Afganistán.

GRAN RESPONSABILIDAD

Una mayúscula responsabilidad que el Gobierno norteamericano da por descontado que podrá cumplir a cabalidad. El general de Ejército, quien cumplirá 56 años esta semana, es un graduado de la Academia Militar de West Point y doctorado de la Universidad de Princeton que llamó la atención de sus superiores cuando reescribió en 2003 el manual del Ejército para operaciones de contra insurgencia.

HISTORIA

La historia habla de sus hazañas. Cuando Estados Unidos quedó empantanado en el 2005 en la Guerra de Irak, Petraeus formuló una nueva estrategia que implicaba una escalada militar y el presidente George W. Bush lo puso a cargo de la campaña después de que renunció el jefe del Pentágono, Ronald Rumsfeld, responsable por la invasión en 2003.

Este triunfo se espera sea repetido en Afganistán, y de hecho ya está dando sus frutos.

EL “REY DAVID”

Petraeus se ha ganado el apodo de “Rey David” por quienes le consideran demasiado ambicioso.

El mismo también tendrá un papel clave a la hora de calmar las tensiones con Irán, las cuales se han manifestado en ocasiones en pequeños, pero serios incidentes entre la Marina y lanchas en el Golfo, y en Siria, Estados Unidos no tiene buenas relaciones.

Desde esta semana, además de tener la responsabilidad de las guerras en Irak y en Afganistán, Petraeus deberá lidiar con el supuesto esfuerzo de Irán por adquirir armas nucleares, una situación de creciente inestabilidad en Pakistán, la hostilidad siria y otros conflictos latentes o abiertos desde Kazajistán a Yemen y de Egipto a Kirguistán.