Temas Especiales

30 de Jun de 2022

Mundo

Rusia vive un ‘agosto negro’

MOSCU. El verano llega a su fin, pero la letanía de desastres, atentados y otros accidentes que afligen a Rusia se alarga sin cesar, ex...

MOSCU. El verano llega a su fin, pero la letanía de desastres, atentados y otros accidentes que afligen a Rusia se alarga sin cesar, exacerbando los nervios de unos o suscitando en otros especulaciones extravagantes en este “agosto negro”.

Esta semana, en tan sólo dos días, el público tuvo que digerir tres catástrofes: un accidente sin precedentes en una central hidroeléctrica de Siberia, un violento atentado suicida en el Cáucaso y la colisión mortal en vuelo de dos aviones caza de elite, orgullo del país.

Estas catástrofes suceden a su vez al embarazoso fracaso del ejército ruso en el lanzamiento de su prototipo de misil intercontinental Bulava. Sin olvidar el punzante recuento cotidiano de matanzas y asesinatos en el Cáucaso.

Para muchos, estas catástrofes tienen un aire de la era postsoviética, debido al persistente desfase entre la sed de modernización del país y sus infraestructuras de Estado sumamente degradadas.

Para el analista Dimitri Verjoturov, del sitio internet Agencia de Nuevas Políticas, el accidente de la central es una señal premonitoria. “Este acontecimiento trágico es sin duda un gran giro. Rusia entró verdaderamente en un período de graves accidentes de origen tecnológico”, escribe.

Por su lado, la prensa popular repite en estos días la idea de una maldición vinculada al mes de agosto, en el que Rusia conoció en otros años numerosas catástrofes.