Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Mundo

Continúa el caos en el tráfico aéreo

MADRID. La paralización del espacio aéreo europeo continuaba por la mayor parte ayer, aunque algunos aeropuertos comenzaron a operar de ...

MADRID. La paralización del espacio aéreo europeo continuaba por la mayor parte ayer, aunque algunos aeropuertos comenzaron a operar de nuevo y diferentes compañías aéreas hacían pruebas para valorar la situación ante la nube de cenizas del volcán subterráneo del glaciar Eyjafjallajökull, al sur de Islandia.

La Agencia Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (Eurocontrol), informó que sólo el 30% de los vuelos lograron operar ayer. La clausura simultánea de cuatro de los ocho más importantes centros de conexión aérea del planeta, Londres-Heathrow, París-Charles de Gaulle, Frankfurt y Amsterdam, ha llevado a muchas compañías aéreas a cancelar los vuelos previstos hacia Europa.

Millones de pasajeros se han visto afectados por la crisis que ayer cumplió su quinto día. Los aeropuertos parecían refugios, con catres y cocinas de emergencia.

QUÉ SE PREVÉ PARA HOY

Para agrado de muchos, los ministros europeos de Transporte llegaron a un acuerdo ayer para flexibilizar a partir de hoy el cierre del espacio aéreo sin poner en riesgo la seguridad, según confirmaron fuentes diplomáticas.

El levantamiento de las limitaciones será a partir de las 0600 GMT de hoy, pero los países ya se estaban anunciando ayer rápidamente la reanudación de las operaciones, para tratar de limitar las pérdidas de la industria aeronáutica, consideradas las mayores desde los ataques del 11 de septiembre del 2001.

“A partir de mañana (hoy martes), deberíamos ver más aviones volando”, dijo el comisario de Transporte de la Unión Europea, tras una teleconferencia con ministros del área de los países miembros del bloque.

Luego de vuelos de pruebas, las aerolíneas habían declarado ayer numerosos vuelos sin daños por la nube de ceniza, pero los expertos estaban en desacuerdo sobre la forma en medir las cenizas y quién decidiría si era seguro volar.

Un avión de British Airways perdió el poder de sus cuatro motores al volar por una nube de ceniza sobre el Océano Indico en 1982.

Bajo el acuerdo de ayer, la zona alrededor del volcán islandés permanecerá cerrada. Sin embargo, se permitirán los vuelos en una zona más amplia con una menor concentración de cenizas.

La autorización estará sujeta a la evaluación de la seguridad local y de asesores científicos, informó Eurocontrol.

“Con el tiempo, debería ser posible avanzar hacia un abordaje del tema en el que se de total discreción a los operadores aéreos”, agregó la agencia europea.

LAS CRÍTICAS

El presidente de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Giovanni Bisignani, criticó a las autoridades europeas que, a su juicio, habían “perdido oportunidades de volar con seguridad”.

“Este volcán ha mermado al sector de la aviación, primero en Europa y ahora está teniendo implicaciones mundiales. El alcance del impacto económico (en la aviación) es ahora mayor que en el 11 de Septiembre de 2001, cuando el espacio aéreo de EEUU estuvo cerrado durante tres días”, por los ataques terroristas a las torres gemelas, añadió.

Ayer, el primer ministro británico Gordon Brown ordenó a la marina de su país que utilice tres buques para ayudar a regresar a los ciudadanos británicos, entre ellos soldados que estaban sirviendo en Afganistán.

Por su parte, Eurostar, la línea de tren de alta velocidad que une el Reino Unido con el continente, anunció que añadió 28 trenes desde ayer hasta el domingo para ayudar a viajar a las personas afectadas por el cierre del espacio aéreo.