Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Mundo

Omar Al-Bashir, reelecto presidente

JARTUM. Todos los pronósticos apuntaban a Omar Hassan Al-Bashir, que llegó al poder en 1989 gracias a un golpe de Estado, que revalidarí...

JARTUM. Todos los pronósticos apuntaban a Omar Hassan Al-Bashir, que llegó al poder en 1989 gracias a un golpe de Estado, que revalidaría su cargo. Según anunció ayer la Comisión Electoral Nacional, el presidente obtuvo el 68% de los votos en las polémicas elecciones del 11 y el 15 de abril.

Las autoridades también informaron de la victoria de Salva Kiir en la región autónoma de Sudán del Sur, donde obtuvo el 92.99% de los votos.

La reelección de Al-Bashir supone un duro revés a los intentos del Tribunal Penal Internacional de La Haya, que en marzo del año pasado emitió una orden de búsqueda y captura contra el mandatario africano, acusándolo de exterminio, tortura, violación y ataques a la población civil durante el conflicto de Darfur. Sin embargo, los comicios se consideran un paso crucial en el arduo camino de Sudan —con 40 años de guerra civil a sus espaldas— hacia la estabilidad.

¿QUÉ SE ESPERA AHORA?

El resultado oficial no despeja sin embargo las dudas sobre limpieza y transparencia que casi la totalidad de los observadores internacionales —a excepción de los de Unión Africana— sembraron antes y después del proceso electoral.

Mientras el régimen retrasaba en los pasados días la publicación de los resultados, cada vez había más pruebas de irregularidades en los primeros comicios celebrados en el país en 24 años. La votación estuvo plagada de acusaciones de fraude y la cadena británica BBC aseguró que un observador internacional había sido “secuestrado y apaleado” en Sudán del Sur, sin desvelar más detalles del grave incidente.

Ahora se espera que Al-Bashir renueve su coalición con el líder de Sudán del Sur, una región que en 2011 tiene previsto celebrar un referéndum sobre su independencia. Cada vez es más evidente que tanto el jefe de Estado como Kiir se valieron de juegos sucios para mantenerse en el cargo.

Su actual coalición de Gobierno ha pasado por una dura etapa en los últimos 5 años, desde que se firmó un acuerdo de paz en 2005 que terminó con más de dos décadas de guerra civil entre el norte y el sur del país africano.